in

Crece la población del tigre siberiano

Whirl

Los ejemplares en Rusia pasaron de 433 a casi 700

MOSCÚ (EFE).— La población del tigre de Amur o siberiano aumentó en unos 300 ejemplares en los últimos años en Rusia, hasta sumar actualmente unos 700, indicó el experto del centro “Tigre de Amur” Andréi Shorshin con motivo del Día Mundial del Tigre, celebrado ayer.

Se trata de un aumento significativo desde el último informe de la organización “World Wildlife Fund” (“Fondo Mundial para la Naturaleza”), que calculó en 2015 que había 433 ejemplares en libertad en Rusia.

El tigre de Amur, conocido como tigre siberiano, vive mayoritariamente en el Lejano Oriente ruso, concretamente el 95% en Rusia y el 5% restante en China.

Shorshin puntualizó que “el tigre se mueve a través de las fronteras”, por lo que varía la distribución de los tigres entre ambos países, que colaboran en la protección de este animal.

La del tigre de Amur es la variedad más grande entre los tigres y es el felino más grande del planeta, al poder llegar a medir tres metros de largo y pesar cerca de 300 kilos.

Si bien hoy día solo viven en el Lejano Oriente, también llegaron a poblar las orillas del mar Caspio y el Cáucaso. Ahora los tigres de Amur se concentran en los “krais” (provincias) de Javarosk y Primorski, en el extremo oriente del país y en las regiones chinas fronterizas.

Amenazados

Shorshin apuntó que “la mayor amenaza para el tigre es la caza furtiva, tanto del propio tigre como de las presas que caza como jabalíes o ciervos”, así como la creciente cantidad de tierras ocupadas por la actividad humana como ciudades o carreteras.

Con el fin de evitar los problemas que pueden causar los tigres a los ciudadanos como ataques a humanos o ganado se controla activamente a estos felinos para evitar que se acerque a núcleos poblados.

Antes cuando un tigre atacaba al ganado la gente tenía la idea de tener que “matar al predador”, explicó Shorshin, pero ahora cuando el felino ataca a reses los ganaderos se pueden solicitar ayuda a un programa del centro “Tigre de Amur” que permite a los granjeros recuperar las pérdidas.

Con motivo del Día Mundial del Tigre, en Moscú se organizaron una serie de actividades, centradas sobre todo en dar a conocer entre los jóvenes la importancia de conservar este animal.

Organización

El centro “Tigre de Amur”, la principal organización rusa de conservación de este gran felino, depende de la Sociedad Geográfica rusa, y ésta a su vez depende del Ministerio de Defensa de Rusia.

Brindan apoyos

Antes cuando un tigre atacaba al ganado, la gente tenía la idea de tener que “matar al predador”, pero ahora cuando el felino ataca a reses, los ganaderos pueden solicitar ayuda a un programa del centro “Tigre de Amur” que les permite recuperar las pérdidas.

Hallan carne con clavos en parque

Alimentos que limpian el hígado