in

Dan la bienvenida a dos naciones

Evelyne Lukoki (izquierda) y Ramona Cannan con Marisa Moreno de Malcher (al centro) durante la admisión de Chad y Egipto a la Amasc

Chad y Egipto, en una asociación del Sagrado Corazón

Con la misión de compartir el amor del corazón de Jesús y servir más allá de las fronteras, ayer concluyó el congreso de la Amasc con la participación de 300 personas de 27 países.

La superiora general de la Sociedad del Sagrado Corazón, Barbara Dawson, por medio de un vídeo dirigió un mensaje a los integrantes de la asociación, a los que exhortó a crear oportunidades para que los jóvenes crezcan y continúen su experiencia en el Sagrado Corazón.

La religiosa recordó que santa Rosa Filipina Duchesne fue una mujer valiente, llena de fe y consistente con la tarea de llevar la fe más allá de las fronteras.

Aseguró que el Capítulo General pide llegar a nuevos sitios en defensa de la justicia, paz e integridad, y para sanar las heridas del corazón de Jesús. “El regalo de la educación recibida viene en corresponsabilidad”, dijo.

Por la necesidad de hacer un viaje imprevisto a otra región la superiora general no pudo asistir, como estaba programado, al congreso, que finalizó después de tres días de reflexiones, convivencias y enseñanzas de las santas Rosa Filipina y Magdalena Sofía Barat.

En la jornada se presentó a las consagradas de diferentes naciones que tomaron parte en el programa y se dio la bienvenida a dos nuevas naciones integrantes de la organización mundial: Egipto y Chad. A nombre de estos dos países Ramona Cannan y Evelyne Lukoki recibieron la admisión de manos de Marisa Moreno de Malcher, presidenta de la Amasc.

Asimismo, se entregó un reconocimiento a Maureen Elliot en su calidad de integrante emérita de la asociación, en la que da seguimiento a los nuevos comités ejecutivos.

La presidenta de la Amasc proyectó material visual de la familia del Sagrado Corazón.— C.S.M.

 

Congreso Detalles

La gestión de Marisa Moreno de Malcher al frente de la Amasc finalizará este año.

En conjunto

“Esto ha sido un trabajo de equipo”, subrayó la presidenta antes de pronunciar la declaratoria de clausura del evento.

Balance

La señora Moreno afirmó al Diario que el programa terminaba con un balance “muy positivo de enseñanzas” y con el llamado a ser y actuar como un solo cuerpo.

Duración

El congreso, que se efectúa cada cuatro años, se inició el viernes 24.

Batalla entre bandas en Maxcanú

Política de demonización