in

De Pepe Le Pew a Ranma y Pikachu: ¿qué es la cultura de cancelación?

De Pepe Le Pew a Pokemón y La Familia P.Luche, ¿qué es la ''cultura de la cancelación''?

Pepe Le Pew, Speedy González, Miss Peggy, Pucca y muchos más nombres se suman cada día a la lista de los personajes políticamente incorrectos o cuyas acciones hoy distan de la realidad actual, convirtiéndose en víctimas de la llamada “cultura de la cancelación”.

¿Qué es la cultura de la cancelación?

De acuerdo con el Observatorio del Tecnológico de Monterrey, la cultura de la cancelación es "un concepto que consiste en retirar el apoyo o ‘cancelar’ a una persona que dijo o hizo algo ofensivo o cuestionable”.

“Es un tipo de bullying grupal ya que son muchas personas que se ponen de acuerdo para atacar o descalificar los puntos de vista de otra persona o de alguna empresa. Esto se ha vuelto aún más popular al delatar actitudes racistas, homofóbicas y machistas”, según destaca el mismo medio.

Personalidades como J.K. Rowling y hasta dibujos animados han formado parte de cientos de usuarios que piden “cancelarlos” por sus ideas, mientras que en contraparte defienden la “no censura” ya sea  canciones de reguetón o parodias políticas, como recientemente fue el caso del comediante Marco Polo, acusado de Violencia de Género a través de su sátira.

El anime japonés y la censura en México

En este contexto, cabe recordar que tan solo en los años 90’s, el anime japonés también sufrió parte de la cultura de cancelación, luego de que colectivos de padres enviaran sus quejas a televisoras, para sacar del aire dibujos animados erróneamente clasificados para toda edad.

Encabezando la lista está el caso de “Ranma ½”, un joven que tras caer en unas aguas termales hechizadas termina con una “maldición” que lo obliga a convertirse en chica cuando se baña con agua fría y vuelve a ser hombre con agua caliente. Así aparecen varios personajes, que se transforman en animales por el mismo efecto.

No obstante, Ranma causó conmoción, ya que aparentemente para los padres, el personaje enviaba un mensaje confuso a los niños, pues incitaba a la transexualidad o bisexualidad.

La temporada de “Sailor Moon: Sailor Star” tuvo el mismo impacto que “Ranma”, debido a que tres cantantes populares se convertían en mujeres al transformarse en guerreras sailor.

Con el paso de los años, estos personajes se han adaptado a las nuevas corrientes de consumo e incluso han sufrido cambios de sexo para evitar la censura televisiva.

Sin embargo, otras caricaturas también han sufrido cierta censura o cancelación, debido a creencias en leyendas urbanas como es el caso de “Pokemón”, que a pesar de la amplia popularidad que hoy en día aún goza, en los 90’s los padres de familia se escandalizaron ante el rumor de que el nombre de “Pikachu” (uno de los personajes principales) era un atentado directo a la religión.

''La familia P.Luche'' y ''La Hora Pico'', en la TV mexicana

En este punto, podríamos recordar varias caricaturas que han sufrido diversos tipos de censura, mientras en la televisión abierta se han reproducido ampliamente (incluso en las repeticiones de hoy), programas como “La Hora Pico” y “Familia P.Luche”.

Imagen promocional del programa de comedia "La Hora Pico". Foto de Internet

Mientras la primera cosifica la figura femenina al utilizar edecanes en las cortinillas de cada sketch, la segunda retrata a manera de broma la violencia de género de la que también son víctimas los hombres. ¿Deberían ser “canceladas”?

Lo cierto es que hoy en día, el mundo está en un constante cambio y adaptación. El crecimiento cultural y educativo ha permitido analizar personajes como Pepe Le Pew, al punto en que se puede reconocer aspectos de acoso antes normalizado, ¿esa ya no es nuestra realidad? Todavía sí, por eso se quiere un cambio.

“Cancelar”, “prohibir” o “censurar” podría suponer que dichas expresiones no sucedieron, que no formaron de la historia que hoy nos permite confrontar nuestro presente con esa expresión del pasado.

Más allá de “cancelar” a un dibujo animado, es válido pedir no reproducirlo, pero resulta significativo que en pleno Siglo XXI sea necesario ponerle etiquetas de “racismo”, “homofobia” y “misoginia” antes de consumir un producto, tal como la Secretaría de Salud tuvo que implementar en los alimentos.

Escrito por Noemí Domínguez Montañez

Cecilia Noemí Domínguez Montañez, licenciada en Literatura Latinoamericana comenzó su carrera periodística en 2013, año en que ingresó a Grupo Megamedia. Sus temas de especialización son:  espectáculos, salud, literatura, crianza respetuosa, feminismo y violencia de género.

"Salve, José", canción inspirada en oración del papa Francisco (Vídeo)

casona de mérida derrumbe

Temen derrumbe de casona abandonada en el Centro de Mérida