in ,

Detectores peludos de Covid-19

“Lex” es uno de los perros que formarán parte del proyecto médico

Aprovecharán el olfato canino en esta pandemia

ROMA.— El Campus Bio-médico de Roma inició ayer el primer estudio en un hospital universitario de entrenamiento de perros para la detección rápida, a través del olfato, de individuos sintomáticos y asintomáticos potencialmente afectados por Covid-19.

El proyecto de investigación comenzó en el “Drive-in” —lugar habilitado en el campus del hospital universitario para hacer pruebas dentro de vehículos— con la llegada de los perros. “Se llevará al cabo por primera vez en el mundo con una muestra estadística significativa de más de 1,000 pacientes”, explicó el centro en un comunicado.

El proyecto

El proyecto se realiza gracias a una colaboración con la sociedad NGS, dedicada al entrenamiento de perros para detectar explosivos, hasta junio de 2021.

Después de una primera fase de experimentación de seis a ocho semanas, en la que los perros serán adiestrados para el reconocimiento del virus mediante técnicas específicas de entrenamiento para explosivos, el proyecto continuará con cuatro a seis semanas más de experimentación en voluntarios que acudirán a someterse a pruebas en el “Drive-in”.

Dentro de un contenedor de unos 40 metros cuadrados, el perro olerá las muestras con el sudor de los pacientes. El animal nunca entrará en contacto directo con la sustancia biológica.

El paciente se tomará muestras del sudor con una gasa, que luego será colocada en un recipiente etiquetado con el número de identificación correspondiente al voluntario. Los operadores caninos la darán oler al animal, que, a partir del entrenamiento recibido y las características de su sentido del olfato, dará su respuesta en unos segundos sobre la presencia de Covid-19.

Massimo Ciccozzi, epidemiólogo molecular del Campus Bio-médico de la Universidad de Roma y promotor del proyecto, destacó la importancia del experimento, ya que “basta pensar en el uso que se podrá hacer de estos perros en grandes eventos, conciertos y partidos de fútbol, evitando costosas pruebas de cribado y sobre todo en los tiempos de detección”.

Ventajas

Además, añadió, “el uso de perros representa varias ventajas: la agilización de las operaciones de acceso a los lugares de encuentro, la reducción de los gastos derivados del uso de pruebas, y una mejor organización y eficacia de los controles”.

Un perro entrenado puede tardar unos 10 segundos en reconocer un caso positivo; una prueba rápida requiere de 20 a 30 minutos en dar resultado y al menos 24 horas el test molecular.

Cada perro puede trabajar en turnos de una a dos horas al día y se emplearán hasta seis perros en el proyecto.

Los animales de detección se utilizan en numerosos campos. En el sector de la salud, por ejemplo, detectan infecciones virales o bacterianas y el índice de acierto va del 77 al 92.6 por ciento. En comparación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece en 75% el umbral de confiabilidad de las pruebas de diagnóstico de la bacteria Clostridium.

Escrito por Agencia EFE

La Agencia EFE es una empresa informativa multimedia con una red de periodistas mundial, donde más de 1100 profesionales de 60 nacionalidades trabajan 24 horas al día desde más de 180 ciudades de 120 países y con cinco mesas de edición, distribuidas en Madrid, Bogotá, El Cairo (árabe), São Paulo (portugués) y Bangkok, para ofrecer sus productos a clientes en los cinco continentes.

La Sefoet: Ya se reactivó el 96% de las actividades

Tianguis Turístico fue “satisfactorio”