in

Día de la Candelaria: ¿qué opina la Iglesia sobre vestir al Niño Dios?

Fotos: Megamedia

MÉRIDA.- La tradición de vestir al Niño Dios el día de La Candelaria marca la finalización de las celebraciones navideñas y es una forma en que los fieles le manifiestan su amor y devoción.

Te puede interesar: Hasta 500 variedades de tamal para celebrar el Día de la Candelaria

No importa si el ropaje es de manta o de lino fino, si se adquiere en el mercado, se confecciona en casa o se encarga a alguien en particular; ya sea en albas vestiduras o evocando los ajuares de San Judas Tadeo o del Sagrado Corazón de Jesús.

¿Por qué es importante el Día de la Candelaria?

día de la candelaria niño dios
Imágenes del Niño Dios en el mercado Lucas de Gálvez.

Diversas fuentes refieren que en la fiesta de La Candelaria, las imágenes del Niño Dios deben revestirse en ricas vestiduras con el objeto de despedir todo aquello que engloba la fiesta de la Navidad, pues tradicionalmente era justamente el 2 de febrero, la fecha en que los nacimientos eran levantados por las familias para guardarse junto con todas las imágenes, para volver a aparecer hasta finales de año.

¿Cómo se celebra el día de la Candelaria en Yucatán?

Algunos ropajes de los niños Dios.

En Yucatán esta tradición también está arraigada en muchos hogares, especialmente del interior del estado, sin embargo en la capital yucateca, concretamente en capilla de la Candelaria, muy cerca del parque se San Juan, es precisamente en ésta fecha cuando cientos de fieles devotos llegan hasta ahí con las dulces imágenes del pequeño niño, muchas de ellas vestidas para la ocasión

En el mercado Lucas de Gálvez, por ejemplo, en los establecimientos donde se ofrecen imágenes religiosas, velas, veladoras y artículos religiosos, es común observar que se ponen a la venta pequeños ajuares para revestir las imágenes de cada tamaño, desde las más pequeñas hasta las de tamaño natural.

Quienes ofertan estos productos explicaron que los ajuares les llegan del centro del país y si bien son los albos los de mayor demanda y salida, además se ofrecen algunos modelos evocadores a las vestiduras de San Judas Tadeo (detalles en verde) y al Sagrado Corazón de Jesús (detalles en rojo).

Vestidos del Niño Dios

La ropa del Niño Dios.

La mayoría de los conjuntos que visten al niño consisten en ropón y gorrito, sin embargo algunos incluyen calzado que bien pueden ser unos zapatitos o unas sandalias y en algunos casos se incluyen báculos y capas.

Lee: ¿Por qué los mexicanos comemos tamales el Día de la Candelaria?

Los precios de los ajuares varían dependiendo de la complejidad del diseño, los materiales y la talla del niño, así los más pequeños como para un niño dios de 15 cm el ajuar más elemental cuesta $80, pero si se trata de una imagen del niño de tamaño natural, el precio puede rondar los $250 y hasta $300. Algunos modelos con accesorios y hasta pequeñas coronitas llegan a $400.

Los precios de la ropa para el Niño Dios

Estos son los precios de la ropa del Niño Dios.

Si bien los oferente del mercado reconocen que el producto que venden les llega estandarizado y empaquetado, pero la gente lo adquiere por cumplir la tradición ante la imposibilidad de poder pagar a alguien la hechura de algo más elaborado y que no baja de $500, pero quienes llevan años vendiendo en el mercado no conocen a nadie en el lugar que confeccione las ropitas.

Entre las variantes de atuendos que se ofertan en el mercado, hay una de ropa de invierno, una especie de mameluco o enterizo tejido en estambre con gorro tejido en el mismo material con un precio de $400.

¿Qué opina la iglesia sobre los niños Dios de "Gokú" y "Baby Yoda"?

Imágenes del Niño Dios.

En algunos lugares la tradición de vestir al niño ha tomado una connotación un tanto irreverente y poco apegada a la idea de revestir al niño, y es que en algunos lugares suelen vestirle con el uniforme de fútbol o de personajes de moda.

Al respecto el Pbro. Jorge Carlos Menéndez Moguel explicó que esta tradición es una costumbre que algunos han hecho suya para manifestar su amor y devoción al niño, pero en realidad la iglesia católica no tiene ningún mandato al respecto.

FOTO DE EFE.

“No es algo que mande la iglesia, algunas personas mantienen sus imágenes del niño tal y como viene y se representa, con el pequeño niño con un pañal y otros prefieren llevarlo revestido a la misa del día de la Candelaria, en ambos casos es aceptable, porque quien viste al niño lo hace como una forma de amor y respeto, dándole valor a su divinidad” comentó

“Existe la tradición, la costumbre, de revestir las veneradas imágenes de ropajes como una manifestación de amor y devoción de los fieles hacia estas; en España, por ejemplo , la Virgen del Pilar en Zaragoza, es la patronal de aquel país y sus devotos le regalan tal cantidad de ajuares, que los custodios de la misma cuidadosamente le ciñen un nuevo vestido cada día, Lo mismo pasa en Yucatán con algunas imágenes marianas donde en las fiestas patronales, el pueblo le regala ricos ornamentos como un tributo de amor” explicó.

¿Por qué se viste?

“La idea de revestir las imágenes del niño Dios es manifestar un acto de caridad, algo que dejará en las personas ese sentido de caridad y amor hacia los demás, lo cual no es malo, el problema estriba cuando se pretende revestir a la imagen de prendas o ajuares que no abonan a este propósito y entonces es un poco restarle su sentido divino, religioso y espiritual al sentido del día de la Candelaria”.

“La imagen del niño Dios no es como la estatua de un niño en una fuente, como en Bélgica, donde una reconocida escultura de un niño orinando ocasionalmente se reviste con el uniforme de la selección de fútbol de aquel país; no es así, hasta para eso hay que tener un sentido de respeto y dignidad, no olvidemos a quien estamos revistiendo” concluyó.

Esta nota fue publicada originalmente el 19 de enero de 2020 y se actualizó el 28 de enero de 2021.

covid cerebro

El Covid se puede ocultar en el cerebro y causar la muerte: estudio

lamberto quintero

Lamberto Quintero, ¿quién era el narco de las películas y corridos?