in

Día de Reyes: reciente tradición yucateca

La rosca de reyes gigante del año pasado. El evento se lleva al cabo en la zona hotelera de la avenida Colón entre calle 60 y Paseo de Montejo

Se celebra con rosca y devoción el Día de Reyes

El 6 de enero, Día de Reyes, los yucatecos acostumbran comer rosca y no dar regalos a los niños como ocurre en otras entidades del país, explicó el historiador Ángel Gutiérrez Romero.

Muchas personas viven este día en un sentido religioso, manifestó, de devoción y fiestas tradicionales dedicadas a los Santos Reyes, con asistencia a templos dedicados a ellos como el santuario de Tizimín.

Gutiérrez Romero expuso que hay casos particulares en los que las personas entregan obsequios a los niños siguiendo la tradición de su lugar de origen, Ciudad de México.

El investigador señaló que también ese sería el caso de obsequiar dulces, aunque él nunca ha escuchado que a un niño en particular le regalen dulces por el Día de Reyes, “tiene que ver más con la rosca de reyes”.

“La costumbre en Yucatán es dar regalos en Navidad, no en Día de Reyes”, indicó Ángel Gutiérrez, coordinador de curaduría del Gran Museo del Mundo Maya.

“El Niño Dios era quien traía obsequios. Era lo que se pensaba antiguamente, no Santa Claus”, agregó

El historiador, egresado de la Facultad de Ciencias Antropológicas de la Uady, explicó que hay muchas cosas que no son tan antiguas en Yucatán como se cree, entre ellas la rosca de reyes.

“No hay mucha evidencia de que esta tradición de obsequiar juguetes en Día de Reyes haya tenido mucha presencia en Yucatán. De hecho me parece que en la actualidad en el estado no se estila tanto como en el centro del país, dar regalos a los niños se lleva al cabo en Navidad”, expresó.

Expuso que una de las menciones más antiguas que conoce de que en Yucatán se obsequian algo en Navidad es en un documento de la Catedral cuando el canónigo José de González deja dinero para celebración de la misa solemne en Catedral.

En este documento de 1801, entre el dinero que se dejó para pagar, existía una cantidad (un real) para obsequiar chocolates a los niños que asistieron a misa.

“Me parece que es una de las menciones más antiguas que pueden existir de que en Navidad se les obsequia algo a los niños, en este caso chocolates”, mencionó.

Sin duda la parte más significativa tiene que ver con la veneración y el culto a los Santos Reyes que es bastante particular y arraigada en Yucatán, y sin duda alguna el santuario más importante es el de Tizimín, con una fiesta antigua, la cual se realiza desde finales del siglo XIX.

Gutiérrez Romero recordó que hay otros municipios donde también se celebra a los reyes, como Casahcab.

“Es una devoción bastante popular en Yucatán”, dijo.

Añadió que este festejo de los reyes litúrgicamente es la Epifanía y forma parte de todo el ciclo estivo de la Navidad y que finaliza el Día de la Candelaria.

Ángel Gutiérrez explicó que la rosca de reyes era parte de la costumbre en Yucatán y que a partir de 1985, después del terremoto de Ciudad de México, varias familias de la capital del país comenzaron a residir en Mérida y reprodujeron sus tradiciones de algún modo.

Los supermercados y las panaderías también comenzaron a producir la rosca de reyes y se quedó muy arraigada al estado.

“Esta tradición se incorporó, relativamente, de manera reciente”, indicó.

Recordó que para Mérida, el 6 de enero también tiene otro significado porque conmemora su fundación.

“Otra tradición que se sumó a la celebración del Día de Reyes en Mérida es hacer rosca gigante en la zona de hoteles”, puntualizó.— Claudia Sierra Medina

Indefensos ante el Covid-19