in

Día Mundial del Linfoma

Foto: Megamedia

Salud y Vida

Yeusví Maley Flores Cazola(*)

Linfoma es el nombre general que se brinda a los cánceres que se originan en las células del sistema linfático, parte fundamental del sistema inmunológico. Es un grupo amplio de neoplasias malignas que afectan de tres a seis personas por cada 100,000 habitantes, representando la quinta causa más frecuente de cáncer.

Los grupos

Tradicionalmente se cataloga en dos grupos: linfoma de Hodgking y linfoma no Hodgking.

El linfoma de Hodgking es más común que se presente entre los 15 y los 19 años de edad, una de sus principales manifestaciones es la adenopatía o la inflación de los ganglios, en la mayoría de los casos de la cadena ganglionar cervical, aunado a una fatiga constante.

El linfoma no Hodgking suele ser más común en mayores de 60 años y representa el 90% de los diagnósticos, suele ser más común en varones caucásicos.

La genética

Las alteraciones genéticas juegan un papel importante en el desarrollo de los linfomas ya que suelen ocurrir durante la maduración de los linfocitos T, linfocitos B y células Natural Killer, líneas de defensa de nuestro sistema inmune.

No conforman un grupo de cánceres para los cuales existan programas oportunos de detección, como lo es el cáncer de mama o cervicouterino, por lo cual suelen diagnosticarse en etapas avanzadas de la enfermedad.

El riesgo promedio de un hombre de desarrollar linfoma no Hodgkin durante la vida es de alrededor de uno en 41; mientras que para las féminas el riesgo es de alrededor uno en 52.

Factores de riesgo

Sin embargo, el riesgo de cada persona también puede aumentar por diversos factores como son la exposición a radiación, ciertos herbicidas e insecticidas, algunas enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico (lupus) o la enfermedad de Sjogrens (Sjögren).

De igual manera el desarrollo de algunas infecciones virales se asocian con mayor probabilidad de desarrollar linfoma, entre ellas podemos mencionar la infección por el virus linfotrópico de células T humanas (HTLV-1), la infección por el virus de Epstein-Barr (EBV) y el virus herpes humano tipo 8 (HHV-8), así como la bacteria “Helicobacter pylori”, conocida por causar úlceras estomacales.

Algunos estudios también sugieren que el sobrepeso y la obesidad pueden ser dos factores que hagan más susceptible a las personas para presentar algún tipo de linfoma.

Hoy 15 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Linfoma, y aunque aún no existe un cribado específico para la prevención, el estilo de vida saludable y la revisión médica anual constituyen los pilares más firmes sobre los cuales construir una vida plena. El diagnóstico definitivo requiere de una biopsia.

Facebook, YouTube, Instagram y Twitter @DraYeusviFlores. Página web www.drayeus.com drayeusviflores@gmail.com

 

Cartón de Tony: Amor con dolor se paga

El 78.9% de la población se siente “muy orgulloso” de ser mexicano