in

Disfruta ser una cosplayer

Lilian Pérez García en su visita al Niko Niko Fest

Comparte joven de Chetumal una popular afición

Hace dos años, Lilian Pérez García decidió incursionar en el mundo del cosplay y descubrió en él una forma de expresión que, dice, realmente le hace feliz.

La adolescente de 13 años, oriunda de Chetumal, viajó a Mérida el fin de semana para participar en la primera edición del Niko Niko Fest que se realizó en el Centro de Convenciones Siglo XXI.

Aunque reconoce que ser cosplayer no es una afición barata, ya que cada vestuario puede llegar a costar poco más de 1,000 pesos (entre compra de telas y accesorios), subraya que es una actividad sana que le ha ganado nuevos amigos.

Esta afición la sostiene con apoyo de sus papás y el ahorro de sus gastadas. Su madre la ayuda en la confección del vestuario, lo que supone un gran ahorro en la inversión de las prendas, las cuales incluyen varios trajes de “Lolita”, que consisten en diseños estilo victoriano.

Además de ganar el segundo lugar en varios concursos de cosplay, entre las mejores experiencias que ha tenido está el hecho de que algunas personas le pidan fotos y la entrevisten. Añade que le gustaría dedicarse a esto profesionalmente.

Finalmente, invita a las personas que tengan deseo de ser cosplayers a que no duden en hacerlo y a sus familias, a apoyarlos.— C.S.M.

Lilian Pérez García disfruta de participar en concursos de coplayer, aunque este gusto no sea nada económico.

Accesorios

Explica que algunos gastos por accesorios incluyen los de pelucas (entre 300 y 500 pesos), un par de garras (100) y pupilentes de colores (entre 200 y 300).

Poderoso vuelo de Conkal en la Estatal

Cartón de Tony: Cuevas en Yucatán