in

Disgustados con WhatsApp

“WhatsApp seguirá siendo una de las plataformas de mensajería más usadas”

Masivo aumento de usuarios de Signal y Telegram

Desde que WhatsApp anunció que modificaba sus condiciones de uso, usuarios en todo el mundo están optando por otras aplicaciones de mensajería móvil.

De esta manera, Signal y Telegram, los principales rivales de WhatsApp, experimentaron un gran aumento en las descargas.

Las dos plataformas presumen tener políticas estrictas de protección de datos y de seguridad de las comunicaciones de sus usuarios.

Hace unos días WhatsApp anunció que sus usuarios fuera de la región europea deberán permitirle compartir su información con su empresa matriz, Facebook.

Los que no acepten los nuevos términos de uso antes del 8 de febrero, no podrán seguir usando WhatsApp. Según los analistas, ese drástico cambio está detrás del éxodo de los últimos días.

Telegram y Signal ofrecen desde hace años servicios de mensajería encriptada de uso gratuito.

Según los datos de la firma de análisis Sensor Tower, Signal tuvo 246,000 descargas la semana previa al anuncio de WhatsApp del 4 de enero.

En la semana siguiente logró 8.8 millones de usuarios nuevos.

En países como India, las descargas pasaron de 12,000 a 2.7 millones. En Reino Unido el incremento fue de 7,400 a 191,000 y en Estados Unidos de 63,000 a 1.1 millones.

En una serie de tuits, Signal señaló que existían problemas con la creación de grupos y retrasos en la llegada de los códigos de verificación (medida de seguridad implementada por la aplicación) debido a su rápida expansión, pero dijo que los estaba solucionando.

“Nuestros nuevos servidores están listos”, informó la plataforma el 10 de enero.

El servicio de mensajería recibió el respaldo del fundador de Tesla, Elon Musk.

Edward Snowden, exconsultor tecnológico de la CIA y de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, también promueve el uso de esta plataforma.

“La uso todos los días y todavía no estoy muerto”, escribió en Twitter.

Telegram, por su parte, tuvo 6.5 millones de descargas a nivel mundial en la última semana de diciembre y llegó a los 11 millones en los siete días posteriores al anuncio de WhatsApp.

Solo en Estados Unidos pasó de 272,000 usuarios nuevos a 671,000 en ese período.

En un mensaje a sus usuarios, ayer la aplicación informó que superó los 500 millones de personas que usan la plataforma y que solo en las últimas 72 horas tuvo 25 millones de descargas en todo el mundo.

“¡Gracias! Estos logros fueron posibles gracias a usuarios como usted que invitan a sus amigos a Telegram”, señaló la plataforma.

En el mismo período, las descargas globales de WhatsApp se redujeron de 11.3 millones a 9.2 millones.

Pese a ello, Craig Chapple, analista de información móvil de Sensor Tower, señaló que esto no significa un gran problema para WhatsApp, que lleva 5,600 millones de descargas desde su lanzamiento en 2014.

“Va a ser difícil para los rivales romper los hábitos de los usuarios”, indicó.

Chapple señaló que será interesante” ver si esta tendencia favorable a Signal y Telegram se mantiene o si los usuarios vuelven a la plataforma de WhatsApp.

“La política de privacidad y las actualizaciones de las condiciones son comunes en la industria y estamos avisando a los usuarios con anticipación para que revisen los cambios, que entrarán en vigor el 8 de febrero”, dijo un portavoz de Facebook a la agencia de noticias AFP.

 

De un vistazo

Datos compartidos

WhatsApp aclaró que los datos que compartirá con Facebook no incluirán mensajes, grupos o registros de llamadas, pero sí el número de teléfono asociado al nombre del usuario. También la marca y el modelo de teléfono que este usa y la empresa con la que obtiene el servicio.

Dirección IP

Otro aspecto polémico es que se compartirán las direcciones IP, con lo que se puede establecer la ubicación de las conexiones de una persona. También cualquier pago y transacción financiera realizada a través de WhatsApp, cuánto tiempo usa la persona la aplicación e incluso las listas de contactos.

Asociados a Facebook

Estos datos podrán ser divulgados a Instagram y Messenger, que también pertenecen a la red social fundada por Mark Zuckerberg.

Moody's califica a Pemex como lastre

La depresión, asunto grave