in

Divertido inicio de vacunación para niños

Un empleado de la salud en Bélgica inyecta una vacuna contra el Covid a un niño mientras éste usa un puntero luminoso frente a una foto

Animales, libros y helado les ayudan a vencer el miedo

Con un libro en una mano y un helado en la otra, decenas de niños se retiran aliviados del vacunatorio instalado en el Centro Hospitalario Pereira Rossell, en Montevideo, Uruguay, donde colores y caricaturas animan la tan temida inyección.

De los 12,700 menores que ayer se vacunaron en todo el país en el primer día de inoculación para la franja de 5 a 11 años, 650 lo hicieron en este sanatorio, el principal centro de referencia pediátrica de Uruguay.

En la recepción, un letrero pintado en rojo, azul, violeta, verde y amarillo da la bienvenida a los pequeños que se acercan junto a sus padres.

Un poco más arriba, dos pantallas proyectan dibujos animados para quienes se encontraban en la pequeña sala de espera.

Se aprecia nervios en algunos, pero apenas lágrimas, en los momentos previos a que los pequeños ingresen a los distintos puestos asignados para recibir la correspondiente dosis pediátrica de Pfizer, en los que unos van más confiados que otros.

“No va a doler” o “es un segundito” son algunas de las frases con las que los vacunadores esperan a los menores que, una vez recibida su vacuna, obtienen como premio un libro.

“Valentina y el cepillo samurái”, “Salva y las pompas de jabón” o “Vacunas, mitos y realidades” son algunos de los ejemplares que los niños tienen para elegir tras el trance.

Y, por si la lectura no es suficiente recompensa, antes de retornar a la sala de espera para estar ahí 15 minutos ante posibles efectos adversos, cada uno recibe un helado. Por supuesto, en plena ola de calor, todos se apresuran a abrir el suyo.

Afuera, entre adornos de colores, sillas y hamacas, la música también acompaña la jornada.

“Los niños vienen a vacunarse, pero también a jugar, a pasar un tiempo distendido y se van con algún regalo”, resalta el viceministro de Salud Pública, José Luis Satdjian, en su alocución ante los medios en la inauguración de la campaña de vacunación infantil en Uruguay.

Satdjian remarca, por su parte, la forma en que se levantó el vacunatorio del Pereira Rosell, centro donde cada año nacen el 50% de los niños en Uruguay.

“Este lugar que lo vinimos a ver hace algunos días entre escaleras, electricistas y carpinteros. Ahí se nota el cariño que se le pone a la tarea, a cada detalle para que hoy este lugar pueda recibir con alegría y emoción a todos los chicos y sus familias que vienen a recibir la vacuna”, acota.

Desde que el 13 de marzo de 2020 se detectaron los primeros positivos por coronavirus, Uruguay suma 463,357 casos totales —de los que 49,373 son personas que actualmente transitan la enfermedad— y 6,202 fallecidos.

Frente a esto, Uruguay opone como fortaleza la alta tasa de inmunización, con casi un 76% de la población con el esquema completo de vacunación y 1.6 millones de los 3.5 de habitantes del país con una dosis de refuerzo.

Los números seguirán creciendo esta semana, y aunque la “emoción que llega algunas veces hasta las lágrimas por lo que genera estar vacunado”, según Sadtjian al hablar de los adultos inoculados, no se reproduce en los pequeños, el aliciente de contar con un libro y un helado sin duda hará más llevadera la experiencia.

Por otra parte, la ciudad belga de Amberes sacó provecho ayer de uno de sus mayores activos: el zoológico del centro de la ciudad, uno de los mejores de Europa, para que los niños se sientan mejor al recibir su primera inyección contra el Covid.

Mientras los centros de vacunación para adultos se basan en el principio de la cinta transportadora para atender al mayor número de personas en el menor tiempo posible, con los niños se necesita más paciencia.

Con la expansión de la campaña de vacunación del país para incluir a niños de hasta 5 años, las autoridades belgas buscaron formas creativas para tratar de evitar que los pequeños se asusten al ver las agujas.

Cerca de la entrada del zoológico, se instalaron carpas tipo safari diseñadas expresamente, con fotos de animales del zoológico. Para distraerlos dentro de la carpa, los niños recibían punteros luminosos para buscar los animales que más les gustaban mientras recibían su vacuna.

En caso de que hubiera algo de dolor, se disipaba rápidamente cuando se les permitía pasear por el invernadero del parque acompañados de sus padres y visitar el recinto de los monos.— AP y EFE

 

De un vistazo

Más vacunatorios

Según los datos facilitados por el Ministro de Salud Pública de Uruguay, Daniel Salinas, de los 320,000 niños entre 5 y 11 años que hay en el país, 84,000 recibirán su primera dosis entre esta semana y la próxima y 40,000 más a la siguiente en los más de 170 vacunatorios del territorio nacional.

Segunda ola

Uruguay atraviesa la segunda ola de Covid-19 a raíz de la ómicron, que elevó el número de contagios diarios, no así de enfermos graves o fallecidos.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Escrito por Agencia EFE

La Agencia EFE es una empresa informativa multimedia con una red de periodistas mundial, donde más de 1100 profesionales de 60 nacionalidades trabajan 24 horas al día desde más de 180 ciudades de 120 países y con cinco mesas de edición, distribuidas en Madrid, Bogotá, El Cairo (árabe), São Paulo (portugués) y Bangkok, para ofrecer sus productos a clientes en los cinco continentes.

Antigripales en Mérida

En Mérida, ¿Hay desabasto de antigripales? (Vídeo)

Yucatán, casa de los chinos