in

Doble atractivo primaveral

Chichén Itzá y Dzibilchaltún, listos para el 21

Disfrutar de un refrescante baño en un cenote y despedir el día con el espectáculo “Noches de Kukulcán” es lo que podrán hacer los visitantes este jueves 21 al concluir los espectáculos arqueoastronómicos de luz y sombra en las zonas arqueológicas de Dzibilchaltún y Chichén Itzá.

Mauricio Díaz Montalvo, titular del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos del Estado de Yucatán (Cultur), recuerda que el 21 de marzo se llevará al cabo un operativo y programa especial en ambas zonas, para dar la bienvenida a la Primavera.

Indica que antes y después de estos fenómenos que ocurren alrededor de las 6 de la mañana en la Casa de las Muñecas de Dzibilchaltún y, a las 4 de la tarde, en la pirámide de Kukulcán, en Chichén Itzá, las personas podrán disfrutar de actividades artísticas y opciones en los paradores.

El funcionario detalló que Dzibilchatún abrirán las puertas a las cuatro y media de la madrugada.

Al concluir el fenómeno arqueoastronómico podrán permanecer en la zona arqueológica, en la que está el cenote para bañarse y recorrer el lugar.

El lugar cuenta con servicio y venta de alimentos.

En la zona arqueológica de Chichén Itzá se ofrecerá un programa artístico, con la participación del ballet típico, antes del descenso de Kukulcán, y también es posible que se presente el espectáculo del Juego de Pelota, aún no concretado.

El funcionario explicó que los visitantes tendrán opciones de alimentos y bebidas, y uno de ellos será un “carrito” de La Tradición, donde ofrecerán cochinita y lechón, además de las opciones del menú de este restaurante.

En el lugar también se venden prendas de vestir, libros y recuerdos.

Al concluir el espectáculo de luz y sombra, las personas que compren boleto, podrán disfrutar de “Noches de Kukulcán”, espectáculo en el cual se proyecta videomaping, a partir de las 7 p.m.

El director del Patronato Cultur recalcó que aunque los fenómenos arqueoastronómicos se puedan ver pocos días antes y después del jueves 21, en las zonas arqueológicas. Este será el único día en que se abrirán antes y cerrarán después de su horario habitual.

El horario de las zonas es de 8 a 17 horas.

La tarifa para ingresar a Dzibichaltún es de $227 (extranjeros), $124 (nacionales) y $75 (locales).

En Chichén Itzá se espera rebasar la cifra de 13 mil turistas y se dará acceso a la zona arqueológica a partir de las 8 de la mañana.

El estacionamiento del parador estará cerrado y se deberá aparcar en el helipuerto de Pisté. Ahí habrá transporte para trasladarse hasta la entrada del complejo y regresar al término. Todo el traslado estará vigilado por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública.

El boleto de entrada para Chichén Itzá es de $481 (extranjeros), $202 (nacionales) y $75 (locales). El precio para “Noches de Kukulcán” es de $510 por persona.

Para presenciar el fenómeno se recomienda ir con ropa ligera, zapatos cómodos, sombrero y bloqueador, pues termina a las 6 p.m.— Claudia Sierra Medina

 

Titulo

América vuelve a doblegar a Chivas