in

Dos bailarinas hacen historia

Ana Laura Pérez Várguez e Ixchel Gómez Sandoval

Yucatán es parte de la CND luego de veinte años

Pasaron más de 20 años para que dos bailarinas yucatecas sean convocadas a integrarse a las filas de la Compañía Nacional de Danza, pero hoy, las jóvenes Ana Laura Pérez Várguez e Ixchel Gómez Sandoval cumplen ese sueño.

Es un sueño alcanzado para esta dos jóvenes, que confiesan aspiraban desde hace mucho a ser parte del más importante ballet que hay en el país.

Hasta donde se sabe, sólo una yucateca ha sido parte de la CND, hace unos 20 años, Cristina Novelo, y después de ella, ninguna otra bailarina local había logrado ingresar a la agrupación.

Las bailarinas fueron parte del proyecto “Danza de las Américas” que realizó la Sedeculta, cuya titular, Erica Millet Corona, manifiesta que fueron testigos del proceso que llevó a los jóvenes a ser convocadas a la CND.

Detalla que las jóvenes audicionaron para ser parte del espectáculo, y al quedar en el proyecto, en uno de los ensayos, se tuvo la visita de Cuauhtémoc Nájera, director de la Compañía Nacional de Danza, quien al verlas bailar las invitó a integrarse al cuerpo de baile de “El Cascanueces”, obra que la CND presentó en Mérida con la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

Las dos bailarinas se aprendieron el repertorio en “un ensayo y medio” —dijeron—, lo que sorprendió a los directivos de la CND, que después de esa participación, y que sin saberlo fue como una audición, las invitó a la compañía.

Erica Millet, expresa que si bien la Sedeculta las puso a la vista de los directivos de la CND, el mérito es de ellas, quienes tienen el talento y han trabajado mucho para alcanzar el nivel profesional que hoy tienen.

Ixchel y Ana Laura, aseguran que la experiencia de bailar con la CND en “El Cascacanueces” fue emocionante pero también difícil, pues tuvieron que integrarse al ballet en poco tiempo, y llegaron cuando todos ya sabían su lugar y qué hacer, por lo que hubo presión para alcanzar los objetivos.

Sin embargo, aseguran que todos fueron amables con ellas y eso hizo que la experiencia se transformara en algo agradable.

Ahora que se integrarán de manera total a la Compañía esperan también ser bien recibidas.

Será el 1 de febrero cuando oficialmente se integren a las filas de las CND.

Ana Laura señala que ha sido un camino difícil y desafiante llegar hasta este punto, por lo que se siente feliz y agradecida; comenzó a bailar a los ocho años en el Estudio de Danza Gabriela, y luego ingresó al Centro Estatal de Bellas Artes por cuatro años.

Tomó clases en la Escuela Nacional de Ballet de Cuba, fue parte del Ballet Clásico de Yucatán y también cursó programas de entrenamiento en el Joffrey Ballet Academy, entre otros.

Ixchel Gómez expresa que fue un proceso de mucho aprendizaje, y nada fácil, pues se requiere de mucha dedicación, constancia y disciplina, pero está feliz de ver los resultados, y muy agradecida con sus papás, maestros y todos los que a han apoyado en este camino.

La joven se inició en la danza a los cuatro años en el Centro de Estudios Wendy Braga, luego ingresó al Centro Estatal de Bellas Artes, donde recibió la mayor parte de su formación, pues hizo 10 años en esta institución.

También tiene estudios del Barcelona Dance Center en España, fue integrante del Boca Ballet Theatre Summer Intensive 2018 y perteneció al programa pre-profesional 2019 de la escuela The West en Utah.— Iris Ceballos Alvarado

 Más datos

Las dos yucatecas deben reportarse a la Compañía Nacional este sábado 1

Todo un reto

“Es sumamente difícil ser parte de las filas de la CND”, señala Alma Rosa Cota, quien fue integrante de la Compañía y hoy dirige junto con Héctor Hernández el Ballet Clásico de Yucatán, de modo que se siente orgullosa de las yucatecas.

Síguenos en Google Noticias

Aseguran en Mahahual aeronave que transportaba droga

“Es un paso más para la solución”