in

Dudas sobre la inmunidad

Adultos mayores esperan a recibir su dosis de Pfizer/BioNTech en un puesto de vacunación habilitado en un centro deportivo de Lyon

Falta responder preguntas sobre la vacunación

WASHINGTON (AP).— Las autoridades sanitarias de todo el mundo se apresuran a vacunar a suficiente número de personas para frenar la propagación del Covid-19. Pero qué tanto es “suficiente” aún es una interrogante.

El objetivo es conseguir la “inmunidad de rebaño”, que se alcanza cuando un número idóneo de personas ha adquirido inmunidad, ya sea por la vacunación o por una infección natural.

La inmunidad colectiva no confiere inmunidad individual a alguien en específico y todavía pueden surgir brotes. En realidad significa que un virus ya no se transmite fácilmente de persona a persona, lo cual ayuda a proteger a quienes continúan siendo vulnerables al contagio.

Se desconoce con certeza cuál es el umbral de la inmunidad colectiva para el coronavirus, aunque muchos expertos lo establecen en al menos 70%. El surgimiento de variantes complica el panorama.

Ese umbral se determina con una fórmula basada en qué tan contagioso es un virus, es decir, cuántas personas se infectan en promedio a partir de una sola.

Sin embargo, el cálculo plantea únicamente un objetivo general de cuándo habría un fuerte descenso en la propagación. La cifra podría variar según la región.

“No es que 64.9 sea terrible y 70.1 fantástico”, dice Walter Orenstein, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad Emory.

Subraya que los niveles de vacunación y otros factores que influyen en la propagación podrían diferir dentro de una misma ciudad.

La prueba de que nos estamos acercando a la inmunidad de rebaño sería una “interrupción en la cadena de transmisión”, señala Ashley St. John, que estudia sistemas inmunológicos en la Escuela Médica Duke-NUS en Singapur.

Pero no espere que la meta alcanzada se declare con fanfarrias. Las autoridades de salud observarán las tendencias de infección y hospitalización conforme avancen las campañas de vacunación, y probablemente decidirán levantar las actuales restricciones mucho antes de que se alcance el umbral ideal.

En India, por ejemplo, los científicos creen que más personas necesitarán protección en ciudades densamente pobladas, donde el ritmo de propagación es mayor que en las zonas rurales.

India ha previsto una campaña nacional de detección de anticuerpos para saber qué porcentaje de sus 1,400 millones de habitantes ya se infectó, revela el doctor Jayaprakash Muliyil, que asesora al gobierno.

Eficacia

La eficacia de las vacunas también es un factor. Se necesitará inocular a un número menor de personas para lograr la inmunidad de rebaño si las dosis demuestran una alta eficacia.

La afectación de las variantes de coronavirus a la inmunidad colectiva dependerá de la protección que confiera la infección natural o la vacunación. Si las dosis resultan notablemente menos efectivas contra una variante sería necesario inocular a un grupo mayor de la población o actualizar las vacunas existentes para hacerlas más efectivas.

Hasta ahora, parece que las inoculaciones brindan al menos cierta protección frente a las variantes más preocupantes. Pero los científicos siguen estudiando la situación y les inquieta que continúen las mutaciones.

La aparición de variantes evidencia la importancia de vacunar lo más pronto posible. Restar velocidad a la transmisión es crucial porque los virus pueden mutar cuando contagian.

Meta improbable

La inmunidad colectiva global es lo ideal, pero improbable. Las naciones ricas han reservado la mayor parte de las vacunas que se fabricarán este año. En Estados Unidos, por ejemplo, las autoridades han dicho que suficientes personas podrían estar vacunadas para el otoño a fin de comenzar a regresar a la normalidad.

Sin embargo, muchos países pobres tendrían que esperar más. Por ese motivo, la Organización Mundial de la Salud ha advertido que es improbable lograr este año la inmunidad colectiva.

Las diferencias en los niveles de vacunación de los países también son razón por la que muchos expertos creen que el virus jamás será erradicado por completo.

Se desconoce cuánto pueda durar la inmunidad, ya sea después de recibir una vacuna o haber contraído la infección, aunque los expertos consideran que sería al menos de varios meses.

De todas formas, las inoculaciones de refuerzo podrían ser necesarias. Y aunque se espera que las dosis actuales contra el Covid-19 sean eficaces frente a las variantes identificadas en Gran Bretaña y otros países, es posible que el virus mute lo suficiente con el paso del tiempo como para requerir actualizar el biológico.

Lucha contra el Covid-19 Dudas por resolver

Las vacunas al parecer son muy efectivas para evitar que se enferme la gente.

Frena la propagación

Se desconoce todavía su eficacia para detener la transmisión, pero los expertos consideran que deben contribuir considerablemente a reducir la propagación del virus.

Menos virus

Incluso si una persona se infecta después de que la hayan vacunado, su cuerpo expulsará menos virus y lo hará por un tiempo más corto, indica Deborah Fuller, experta en inoculación en la Universidad de Washington.

Actividad positiva

Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, destaca el potencial de la vacunación para reducir la propagación. “No solo es bueno para usted, su familia y su comunidad, sino que tendrá una repercusión muy importante en la dinámica del brote”, subraya.

Trump cerrará un foro

Cartón de Tony: Montañas de fe