in

Edith Peña habla del Concierto de piano de Brahms

La pianista Edith Peña ensaya el Concierto para Piano No. 1 de Brahms que interpretará con la OSY

Tiene cita con un “viejo amante”

“Es como encontrarse con un viejo amante, está esa familiaridad, pero ya en otro estado de mi vida”, así se expresa la pianista Edith Peña al referirse al Concierto para Piano No. 1 de Brahms que interpretará con la Orquesta Sinfónica de Yucatán, luego de 23 años de no tocar esta obra.

La destacada pianista de origen venezolano es la invitada solista de la OSY para los conciertos de mañana y pasado mañana, a las 21 y 12 horas, respectivamente, en el teatro José Peón Contreras.

Cuenta que hace 23 años le pidieron tocar el Concierto de Brahms con la Orquesta Simón Bolívar, lo cual hizo por primera vez en esa ocasión, y nunca se lo habían vuelto a pedir hasta ahora, por lo que está feliz, ya que es una de sus obras preferidas y “no solo mía sino de muchos solistas, estoy feliz de tocarla de nuevo”.

Reitera que el Concierto para piano No. 1 de Brahms es uno de sus favoritos, pues está lleno de romanticismo, “te agarra el alma”, es muy sinfónico y el piano está muy incorporado a la Orquesta.

Recuerda que Brahms tenía solo 20 años cuando compuso esa obra, y sin embargo, se nota una madurez musical, no en balde es una de las preferidas de los pianistas.

Detalla que al estar el piano tan incorporado a la orquesta es para el solista una sensación maravillosa, ya que toca de manera muy unida con los integrantes de la orquesta, algo que no ocurre con otros conciertos, “es otra sensación, eres solista, pero también parte de la orquesta y la sensación es de una plenitud absoluta; eres solista, pero también parte de algo muy grande”.

El Concierto apunta que está lleno de sentimientos, de pureza y de un romanticismo explosivo.

En cuanto a la técnica interpretativa indica que tiene sus dificultades, pero no es Tchaikovsky o Rachmaninov, es otro tipo de dificultad, musicalmente difícil, pero pianísticamente no lo es.

La pianista destaca que es un privilegio estar en Yucatán y tocar entre amigos, pues hace más de 20 años que conoce al director de la OSY, Juan Carlos Lomónaco, y considera grandes músicos y compañeros a los integrantes de la OSY.

De familia

Al recordar su pasión por el piano, cuenta que fue inevitable, pues despertaba oyendo tocar a su papá que era pianista.

Sus amaneceres con Chopin, Mozart, Beethoven pronto la hicieron mostrar su interés por el instrumento, por lo que sus padres al notarlo la llevaron desde muy pequeña a tomar clases.

Hoy, siente que la música está tomando un giro equívoco, no se trata de la imagen y de usar minifaldas, la música clásica es totalmente espiritual, ahí está su esencia, por lo que aconseja a las nuevas generaciones estudiar y escuchar a los grandes maestros de antaño y de hoy, a los que se puede acceder de manera sencilla por medio de Youtube.

“En estos tiempos, desde tu casa, puedes escuchar a los grandes pianistas rusos, por ejemplo”.

Edith Peña cuenta que sigue despertando con música clásica, pues ahora es su esposo, el también pianista Alexei Volodin, al que escucha tocar por las mañanas, eso cuando no se encuentran de gira.

Los boletos para los conciertos de la OSY están a la venta en la taquilla del teatro Peón Contreras y en www.sinfonicadeyucatn.com.mx.— Iris Margarita Ceballos Alvarado

Pianista

Luego de tocar en Mérida, Edith Peña partirá a Sudáfrica, donde ofrecerá 5 conciertos:

Agitada agenda

Recientemente Edith Peña se presentó en la Sala Nezahualcóyotl de la UNAM en Ciudad de México junto a su esposo, el también destacado pianista Alexei Volodin, en un concierto a dos pianos y cuatro manos.

Mancuerna

Cuenta que en esta mancuerna ya se han presentado en Rusia y Polonia, y aunque no lo han planeado, no descarta que a futuro puedan grabar un disco juntos en esta formación artística.

Grammy Latino

Edith Peña grabó el CD “Danzas en todos los tiempos” hace unos años, lo que le valió la nominación al Grammy Latino 2016 como mejor álbum clásico.

Cartón de Tony: La nueva reforma educativa

Incautan especies en peligro en el aeropuerto de Mérida