in

El cambio es posible

Diez mil jóvenes fueron invitados a ser parte de las actividades

Activistas animan a jóvenes a crear un mejor futuro

CIUDAD DE MÉXICO (Por Joaquín Chan Caamal, enviado especial).— Con la frase “los jóvenes becarios son los nuevos artistas del cambio” ayer comenzó el Encuentro Universitario México Siglo XXI en el Auditorio Nacional de Ciudad de México, donde el vocalista del grupo U2, Bono, y la actriz estadounidense Allison Williams hablaron de su activismo sobre el combate al sida, a la pobreza y las enfermedades crónicas que afectan a la humanidad, mientras que el presidente del Grupo Carso, Carlos Slim Domit, se refirió a la evolución de las telecomunicaciones por medio de su empresa América Móvil que genera condiciones de igualdad e inclusión en el continente americano.

Diez mil jóvenes de todo el territorio mexicano de universidades públicas y privadas escucharon con atención y premiaron con sus aplausos las historias que escucharon de viva voz de los ponentes, sobre todo el trabajo filantrópico que realizan los artistas internacionales Bono y Allison, entrevistados por la periodista Pamela Cerdeira.

Antes de la intervención de los invitados, Carlos Slim Domit pidió aplausos para el pintor oaxaqueño fallecido Fernando Toledo. Luego, el empresario hizo un reconocimiento a los empresarios porque crean millones de empleos y a los líderes que llevarán a la sociedad mexicana a un nivel de desarrollo pleno.

“Ustedes son los alumnos más destacados del país y están interactuando con personajes muy valiosos”, recalcó Slim Domit. “Vivimos un cambio de era, un cambio de civilización más intenso y disruptivo, de retos y oportunidades, es la era del acceso a todo. Nos permite acceder a todo de forma inmediata y desde cualquier lugar, están modificando los moldes en que nos comunicamos. Hemos experimentado tres cambios civilizatorios en la historia: en la agricultura, la combustión de los combustibles y ahora en internet de banda ancha a través de las tecnologías. Son éstas las que han provocado estos cambios y estamos pasando de sociedad locales a sociedades globales, para ilustrar lo profundo de la disrupción, tenemos la empresa más grande del mundo que no tiene tiendas, la compañía de transporte que no tiene autos y la de hospedaje que no tiene hoteles. Estamos en la era de la conectividad, en ella se sustenta esta era porque las telecomunicaciones es su sistema nervioso”.

Slim Domit se comprometió a continuar las inversiones en telecomunicaciones para llevar cobertura a todos los rincones de Hispanoamérica, expandir la capacidad de navegación y enviar datos para mantener el ritmo de desarrollo tecnológico y los servicios del sector de las telecomunicaciones, que es el que ha logrado el mayor cambio. Por ejemplo, la telefonía 2G era para mandar mensajes de datos, 3G dio surgimiento a los teléfono inteligentes, 4G al servicio de streaming y el 5G refleja una gran velocidad en la conectividad, que pasará de la conectividad a la intensa conectividad de las personas entre las cosas. La red era de 56 kilobytes y ahora pasó a 100 por segundo, lo que es 2 mil veces mayor en velocidad. Además, bajaron las tarifas y su modelo de prepago lo adoptaron el 80% de las empresas móviles.

Slim Domit también recalcó que convirtieron a América Móvil de una empresa obsoleta a una fuerte con agresivas inversiones en telecomunicaciones y ahora tienen presencia en 25 países y hay una mejor conectividad que, incluso, permite hoy a un niño de zona marginada a tener información igual que un niño de una zona urbana. Para continuar con este proceso de desarrollo, la empresa que dirige impulsa la plataforma Aprende.org donde participan 18 millones de estudiantes y profesores que reciben educación continua con programas en línea certificados, y también apoyan el programa Capacítate para enseñar 270 oficios, donde están inscritos 3 millones de personas y se han graduado un millón de trabajadores. Ambos programas son gratuitos.

Para el empresario, “las telecomunicaciones son oportunidades de igualdad e inclusión. Como empresas, fundaciones y personas reafirmamos nuestro compromiso de invertir, confiar, creer en México para tener una generación preparada y preocupada por el país”, dijo a los estudiantes. “Ante la responsabilidad que tienen en su mano, la educación empieza en la familia sigue en la escuela y no olviden que la educación es para ser mejores, ser mejores de lo que somos hoy. La vida pasa rápido, no dejen de disfrutarla, no dejen de vivirla con sentido de amor, con amor a su profesión y a su país”.

“Leyenda viviente”

El músico Bono, presentado como una “leyenda viviente”, contó sobre su surgimiento como estrella de la banda U2, pero la entrevistadora lo enfocó para que contara sobre su activismo a favor de la humanidad, principalmente en África, donde su trabajo ha impactado favorablemente a más de 40 millones de personas en el combate de enfermedades prevenibles y de combate a la pobreza.

Aplaudió que las personas sueñen en grande, que tengan ideas y estrategias para triunfar, “los jóvenes deben ser audaces y sentir emoción porque de esa forma empujarán a México al segundo nivel de mejor vida”.

En su opinión “es un pecado cómo se trata a los pobres” y también consideró que México alcanzará su proceso de paz cuando la lucha contra los carteles y el narcotráfico no sea en forma individual sino que debe de ser a través de redes y movimientos sociales grandes porque esos son poderosas herramientas.

“Cuando trabajamos con todas las personas no tienes que estar de acuerdo con todo, los grandes movimientos sociales logran cosas importantes. Ahora con la cancelación de las deudas de los países más pobres vamos con jugadores de fútbol, vamos con todos. Estoy seguro que México saldrá al segundo nivel si la gente que trabaja de manera conjunta, les deseo el bien”.

Bono dijo que la gente tiene que contar mejor la historia que los llamados gobiernos populistas locales, que ya están en todo el mundo, y quienes promueven el cambio deben de trabajar con razonamiento, con un marco moral enfocado a la justicia e hizo un llamado a los universitarios para que no se duerman en la comodidad de la actual libertad. “Y los gobiernos populistas tienen que entender que las inversiones y el activismo pueden cambiar las cosas”.

En África

Por su parte, Allison Williams compartió que su interés por el combate al VIH sida surgió porque el blanco de este virus eran personas marginadas, por lo que se podría prevenir. Indicó que se puede erradicar el problema del sida si todos colaboran y recordó a los universitarios que en cada donación de sus centavos en cada compra pueden contribuir a combatir este grave problema de salud.

“Me siento afortunada de ir a África a trabajar porque podemos dar solución al sida porque funciona”, aseguró. “En África no pueden hablar sobre salud sexual con sus padres y abuelos, si resultan positivo al virus no tienen cómo recibir tratamiento. En cambio en Finlandia se reúnen y buscan soluciones. Me pone furiosa ver esa injusticia, era lo físico de la desigualdad y no quería vivir en un mundo donde te dirigen y deciden por tí”.

Al preguntarle acerca del incremento del feminicidio en México, consideró que “no puedo decirles de esa experiencia que viven en esas circunstancias, siento algo profundo por ustedes, pero las mejores luchas se crean localmente por las personas que sí pelean, que sí tienen gran coraje y valor. Los hombres, si desean un mejor mundo, tienen que apoyar a las mujeres. Yo no he vivido esta vida, pero he visto que funciona que grupos locales se unen y comparten la lucha. No es un problema exclusivo de México, es a nivel internacional, la violencia contra las mujeres esta en todo el mundo”.

La actriz señaló que los problemas que ocurren en otras naciones deben importar a todos, no importa de dónde provenga, porque todos pueden ser parte de la solución y pidió a los universitarios que usen sus voces para generar el cambio y usen bien su dinero porque donando sus centavos estaban salvando vidas.

Otro ponente fue el creador de Netflix, Reed Hastings, quien anunció una inversión de 200 millones de dólares para la creación de 50 series en México en los próximos dos años. Precisó que se enfocará en series sencillas como la película “Roma” que fue todo un éxito en el mundo cinematográfico.

Oaxaca hace ver mal a Yucatán en el Kukulcán