in

Con talento yucateco

Algunos de los 131 participantes del campamento 2020 de la Orquesta Sinfónica Infantil de México

El campamento 2020 de la OSIM, de forma virtual

Del 2 al 16 de este mes se lleva al cabo de forma virtual el campamento 2020 de la Orquesta Sinfónica Infantil de México, que bajo el nombre “ConVida 19” organiza el Sistema Nacional de Fomento Musical de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, con la participación de 131 menores de entre 12 y 17 años de edad.

Se trata de la experiencia de desarrollo musical para la infancia más importante que genera la propia Orquesta Sinfónica, que tiene como propósito que aquellos niños interesados en la música convivan, compartan y participen en diversas actividades, talleres y cursos a cargo de destacados profesores, quienes por espacio de dos semanas permiten a los participantes ir descubriendo todo su potencial, habilidades y destrezas en el campo de la música, mediante la integración de un colectivo general donde interpretan una obra final especial para la ocasión.

En este caso se trata de “Epifanía”, de Alexis Aranda, de cuatro minutos de duración y cuya temática es una visión positiva y esperanzadora de la situación actual por el coronavirus.

Durante rueda de prensa vía Zoom, los organizadores de este campamento ofrecieron detalles del mismo.

Dos yucatecos

Eduardo García Barrios, director artístico de la OSIM y titular del Sistema Nacional de Fomento Musical, explicó que desde hace 19 años se viene realizando esta actividad, que en esta ocasión contó con casi 500 postulantes de los cuales se seleccionaron 131, y de estos hay dos yucatecos: Dayané Geraldine González Castañeda y Gerardo Rosado Romero.

“No queríamos dejar de ofrecer esta experiencia para los niños porque sin duda es muy esperada y muy especial para los amantes de la música”, dijo.

“A pesar del Covid-19 estructuramos un plan de trabajo mediante el cual haremos uso de la tecnología y las plataformas digitales para crear los vínculos entre los maestros y los participantes. Tenemos la experiencia de la Orquesta Escuela ‘Carlos Chávez’, cuyos alumnos y maestros crearon en abril pasado tutoriales en línea para dar clases, bajo un esquema similar estaríamos estrechando los vínculos entre maestros y participantes durante cuatro horas diarias”, explicó.

El maestro García Barrios anticipó que entre los proyectos cumbres de este campamento está el montaje de “Epifanía”, que con una duración de cuatro minutos está inspirada en la situación actual por el covid pero desde una perspectiva de optimismo y esperanza. Dadas las circunstancias, el autor, Alexis Aranda creyó que este año no se le daría la posibilidad de crear algo para orquesta, pero justo a tiempo llegó la propuesta de este proyecto, cuyo mayor reto será coordinar a todos los ejecutantes a distancia.

Otros proyectos que saldrán de esta experiencia serán el montaje de una selección de mambos de Dámaso Pérez Prado que incluirá montaje coreográfico, la preparación de ensambles de cuerdas, alientos, metales, maderas, percusiones etc. y el tradicional Festival del Ego, una experiencia que consiste en que cada participante puede tocar la obra de su predilección sin restricciones. Todos estos resultados se divulgarán en septiembre y octubre.

Finalmente, Roberto Rentería Yrene, coordinador general de la OSIM, destacó el cuidadoso trabajo de edición para lograr la adecuada coordinación de todos los elementos musicales de cada una de las obras.— Emanuel Rincón Becerra

Campamento OSIM

En el campamento tomarán parte una niña y un niño de Yucatán, mediante selección

Participantes

Eduardo García Barrios, director artístico de la OSIM y titular del Sistema Nacional de Fomento Musical, y Roberto Rentería Yrene, coordinador general de la OSIM. Los 131 integrantes también estarán presentes.

Cartón de Tony: Ciencias naturales