in

El “capitán Kirk” fija un récord

Chris Boshuizen

Blue Origin se prepara para más vuelos turísticos

El actor William Shatner, quien encarnó al “capitán Kirk” en la serie de televisión “Viaje a las estrellas (Star Trek)”, viajó ayer al espacio a bordo del cohete New Shepard de la compañía Blue Origin, de Jeff Bezos.

A sus 90 años, Shatner hizo historia al convertirse en la persona de más edad que viaja al espacio.

Junto a Shatner hubo otros tres astronautas: dos que pagaron por hacer el trayecto —Chris Boshuizen, cofundador de la compañía de nanosatélites Planet Labs, y Glen de Vries, cofundador de una plataforma de investigación clínica—, y Audrey Powers, vicepresidenta de Misiones y Operaciones de Vuelo de Blue Origin.

El New Shepard partió desde el oeste de Texas con más de una hora de retraso, a las 9:50 horas —la misma de Mérida—, en comparación con lo previsto.

Los viajeros espaciales se colocaron en una cápsula en el extremo superior del cohete, que se elevó 107 kilómetros antes de regresar a la Tierra, en una travesía que duró unos 10 minutos.

Una vez en el espacio, la cápsula se desprendió del cohete antes de descender sin ningún contratiempo.

A su regreso a la Tierra, Shatner tuiteó una cita de Isaac Newton: “No sé lo que puede parecerle al mundo, pero para mí fue como un niño jugando en la orilla del mar que se divierte ahora y después encuentra un guijarro más suave o una concha más bonita que las normales, mientras el gran océano de la verdad se extiende sin descubrir ante mis ojos”.

A la vuelta, los viajeros espaciales fueron recibidos por Bezos, quien los abrazó uno a uno conforme salieron de la cápsula.

“Hola, astronautas. ¡Bienvenidos a la Tierra!”, dijo Bezos jubiloso mientras abría la escotilla de la cápsula New Shepard, llamada así en homenaje a Alan Shepard, el primer estadounidense que llegó al espacio en 1961 y uno de los astronautas que pisó la Luna.

Conmovido

Shatner estaba visiblemente conmovido por la experiencia y le expresó a Bezos que esperaba nunca olvidar lo que había sentido.

“Es la experiencia más profunda que podría haber vivido, es extraordinario”, declaró el actor a Bezos, al tiempo que destacó cómo había visto “la vulnerabilidad del aire” que mantiene a la humanidad viva.

“Espero no recuperarme nunca de esto. Espero poder mantener lo que siento en este momento. No quiero perderlo”, añadió.

Como un favor a Bezos, Shatner llevó al espacio algunos tricorders y comunicadores de “Star Trek”, una especie de iPhone del futuro, que Bezos hizo cuando tenía 9 años. Bezos dijo que su madre los había guardado durante 48 años.

El actor indicó que el regreso a la Tierra fue más impactante de lo que su entrenamiento le hizo esperar, y que le llevó preguntarse si llegaría vivo a casa: “Todo es mucho más poderoso. No fue para nada como el simulador... ¿Podré sobrevivir a las fuerzas G? ¿Seré capaz de sobrevivirlo?”.

Los pasajeros están sujetos a casi 6G, o seis veces la fuerza de la gravedad de la Tierra, a medida que desciende la cápsula. Blue Origin dijo que Shatner y el resto de la tripulación cumplieron todos los requisitos médicos y físicos, incluida la capacidad de subir y bajar varios tramos de escaleras en la torre de lanzamiento.

Esta vez fue real

Shatner voló por primera vez en la vida real al espacio, tras hacerlo en la ficción a bordo de la mítica nave Enterprise en la serie “Viaje a las estrellas”, que emitió su primer episodio en 1966 y duró tres temporadas. Más tarde, el artista volvió a encarnar al capitán Kirk en seis películas que se estrenaron entre 1979 y 1991.

Los fanáticos de la ciencia ficción se deleitaron con la oportunidad de ver al hombre más conocido como el comandante incondicional de la Enterprise ir audazmente adonde ninguna estrella de la televisión estadounidense había ido.

“Es un momento como para pellizcarse”, manifestó Jacki Cortese, comentarista del lanzamiento de Blue Origin, antes de despegar. Agregó que se sintió atraída por el negocio espacial gracias a programas de televisión como “Viaje a las estrellas”.

La NASA envió sus mejores deseos antes del vuelo, vía Twitter: “Eres, y siempre serás, nuestro amigo”.

El despegue le dio un atractivo invaluable a la compañía espacial de Bezos al dirigirlo a los baby boomers, los seguidores de celebridades y los entusiastas del espacio.

Más detalles

El vuelo tuvo lugar después de que el cohete, de 18.2 metros de altura, fuera probado en 15 ocasiones sin tripulación, antes de efectuar su primer viaje con personas a bordo el 20 de julio pasado, con la participación del propio Bezos, su hermano Mark y otros dos acompañantes.

Blue Origin informó que planea efectuar un vuelo más de pasajeros en este año y varios en 2022. En una declaración que sonó como del propio capitán Kirk, humano e idealista, la compañía dijo que su objetivo es “democratizar el espacio”.

El vuelo elevó a 597 el número de humanos que han volado al espacio.

El proyecto no ha estado exento de polémica: en septiembre pasado la exdirectora de Comunicaciones de Empleados de Blue Origin Alexandra Abrams publicó que una veintena de trabajadores y extrabajadores de la empresa, no identificados, denunciaban un ambiente laboral tóxico.

En el texto se hablaba de una cultura empresarial marcada por el machismo, con algunos responsables tratando a las empleadas de manera inapropiada.— EFE y AP

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

México vence 2-0 a El Salvador

México vence 2-0 a El Salvador y lidera la eliminatoria rumbo a Catar

Dimitrov manda a casa al favorito de Indian Wells