in

El Club Rotario entrega seis cofres con varios libros

Jorge Martínez

Auténticos tesoros repartió el Club Rotario Mérida Itzaes a tres hospitales y una casa hogar: a través de su programa “Regálame un cuento” entregó a directivos los cofres pirata en cuyo interior había colecciones de cuentos infantiles con los que se espera fomentar la lectura y amenizar la estancia de los niños entre uno y doce años de edad en dichos espacios.

La entrega se llevó al cabo ayer en la mañana en las oficinas del presidente del Club Rotario Mérida Itzaes, Carlos Ramírez Aguilar, quien subrayó que para la agrupación apoyar a la infancia a través de la lectura es hacer algo por el futuro de Yucatán y México, especialmente cuando se trata de niños en situación vulnerable, ya sea por cuestiones familiares o de salud.

“Regálame un cuento” es un proyecto promovido por el Club Rotario Mérida Itzaes y coordinado por Lina María Gómez y María de los Ángeles Cámara, a través del cual se invita a los socios y a la sociedad en general —por medio de los canales del propio Club en internet y redes sociales— a donar libros de cuentos infantiles, ilustrados, coloridos, nuevos o usados pero en buen estado, para convertir esos cofres pirata en una minibiblioteca que luego será entregada como tesoro a casas hogar y secciones de hospitales a cargo de la atención de niños.

Ayer fueron entregados seis cofres para el hospital del Issste en Susulá, donde hay por lo menos seis niños hospitalizados; el Hospital Agustín O’Horán, que puede atender hasta 80 menores; el Ejército de Salvación, con 20 huéspedes en su casa hogar y 60 externos que participan en sus actividades, y el hospital del IMSS en Motul.

Estos cofres se suman a otros que ya fueron entregados, uno al Hospital de la Amistad Corea-México y otro más al Centro de Salud de Izamal.

En el evento de ayer se explicó que algunos niños atraviesan momentos difíciles, ya sea por salud o por problemas familiares, por lo que algunos se ven en la necesidad de pasar un tiempo en los hospitales o en las casas de asistencia.

La lectura es una actividad que enriquece el espíritu de los pequeños, despierta su imaginación, su capacidad de soñar, crear e ilusionarse, y es altamente motivador, razón por la cual el Club Rotario Mérida Itzaes creó la iniciativa en la cual se entregan lotes de libros dentro de cofres de madera.

Es así que los niños, sus familiares o el personal de salud pueden dedicarle unos minutos a la lectura, una actividad que impulsa el desarrollo de las personas.

Según se indicó, el Club seguirá entregando cofres de tesoros y, en la medida de lo posible, los socios se turnarán para realizar jornadas de lecturas de cuentos en dichos espacios a fin de hacer más llevadera la estancia de los niños en aquellos lugares.— Emanuel Rincón Becerra

Otra vez corren la fecha de vacunación antiCovid en 9 municipios

Alistan segunda ronda de vacunación en Progreso