in

El crecimiento de los casinos y el juego online no es ajeno a la península de Yucatán

La península de Yucatán es un enclave geográfico privilegiado que cada año atrae a miles de turistas que llegan a nuestra tierra en busca de un paraíso de evasión, pero también de cultura.

Los encantos de Yucatán y de la archiconocida Riviera Maya son innumerables: el conjunto arqueológico de Chichén Itzá, la ciudad costera de Tulum, la Reserva de la Biosfera de Sian Ka´an, los impresionantes cenotes que salpican la región, las ciudades coloniales de Mérida y Valladolid… Se mire por donde se mire, este rincón del mundo posee todos los atractivos que una persona pueda anhelar en cualquier viaje.

Entretenimiento y relax: los casinos online, en pleno auge

A pesar de que la oferta cultural es muy variada, hay que reconocer que la gran mayoría de los turistas que llegan a Yucatán lo hacen para tener una experiencia completamente diferente a la que viven en sus ciudades de origen. El prototipo de turista que llega a la península viene con la idea de disfrutar de unos días de desconexión, de unas playas de arena fina que llenan páginas y páginas de libros y revistas y que son la fantasía de medio planeta; todo el mundo estaría encantado de poder tomar un baño en lugares como Playa Maroma, Holbox o Puerto Morelos.

Los turistas quieren olvidarse de las preocupaciones y pasárselo bien, disfrutar y divertirse. Y si hablamos de pasar un buen rato, de dejarse llevar y de fluir, no hay nada como los casinos. Lugares en los que jugar a la ruleta, al blackjack, al póker o una gran infinidad de máquinas tragamonedas de última generación con temáticas de todo tipo, modos de juego mejorados, una mayor cantidad de líneas de pago y un sonido y unas imágenes que nada tienen que ver con las máquinas que había hace no muchos años.

La experiencia del juego está creciendo mucho en todo el mundo. Los casinos ya no son esos centros exclusivos y de alto standing del que el casino de Montecarlo, en Mónaco, era el máximo exponente. Ahora, en la gran mayoría de ellos se puede entrar sin necesidad de cumplir con una etiqueta. Lo importante ahora es que los visitantes se lo pasen bien; ya no son un escaparate para ensanchar el ego de la gente de dinero, ahora todos tienen cabida. Pero, además, en los últimos años ha crecido mucho una nueva variante, la de los casinos en línea, un fenómeno que no se ha producido solo en nuestras fronteras, sino en todo el mundo, en parte, gracias a la aparición de los teléfonos celulares, al desarrollo de las aplicaciones móviles y a la mejora de las conexiones a internet.

Ahora, un turista puede disfrutar de una magnífica experiencia de juego desde la arena de la playa. Solo tiene que encender su smartphone, consultar las reseñas de casinos online de México, escoger uno y empezar a jugar partidas. Una experiencia totalmente compatible con el descanso, ya que los juegos de casino no son nada exigentes y cualquiera puede participar en ellos sin esfuerzo.

(I.S.)

Will Smith "exige" que su hijo sea un superhéroe de DC

Imagen de archivo de las obras de construcción de la refinería Dos Bocas, en Tabasco (El Universal)

Dos Bocas costará 14 veces más que Deer Park y refinará lo mismo