in

El equinoccio, el día 23

Eddie Salazar explica el fenómeno de luz y sombra de Chichén Itzá

El luz y sombra de Chichén Itzá será del 18 al 28

El 23 de septiembre dará comienzo el otoño, cuyo inicio está vinculado al fenómeno de luz y sombra de Kukulcán en la pirámide de Chichén Itzá, mientras que el equinoccio de otoño se registrará el 29 de septiembre, afirma Eddie Salazar Gamboa, investigador y astrónomo.

Salazar Gamboa señala que la gente suele confundir el equinoccio con el fenómeno de luz y sombra que se registra en zonas arqueológicas como la de Chichén Itzá.

Aclara que el equinoccio se refiere a la igualdad de duración entre el día y la noche, es decir el día dura exactamente 12 horas, al igual que la noche, lo cual ocurrirá el 29 de septiembre, cuando el Sol saldrá a las 6:44 de la mañana y se ocultará a las 18:44 de la noche.

No tiene relación con el fenómeno de luz y sombra del descenso, permanencia y ascenso de Kukulcán en la pirámide de Chichén Itzá, subraya el experto.

Sobre el inicio del otoño detalles que ocurre cuando el Sol toca el punto en el que cruza el Ecuador Celeste y la Eclíptica.

Esto ocurrirá el 23 de septiembre exactamente a las 2:51 de la madrugada, es decir, en las primeras horas de ese día, que será lunes.

Es un instante el que marca el inicio del otoño, el momento en el que el Sol en su trayectoria del Este hacia el Sur cruza el punto en el que confluyen el Ecuador Celeste y la Eclíptica, para luego continuar hacia el Sur hasta llegar el solsticio de invierno en diciembre.

El cambio de estación de verano a otoño se asocia con el fenómeno de luz y sombra de Kukulcán en la pirámide de Chichén Itzá, que puede apreciarse desde cinco días antes del inicio del otoño, y hasta cinco días después, lo que significa que desde el 18 y hasta el 28 de septiembre podrá observarse en toda su plenitud, con los siete triángulos isósceles que le caracterizan.

Solo el clima, si el cielo está nublado o hay lluvias, como suele suceder en esta temporada, podrá impedir que el fenómeno se aprecie.

Destaca que el fenómeno del descenso, permanencia y ascenso de Kukulcán es dinámico, ya que ha podido comprobar que desde el 10 de septiembre, se puede observar cómo se forman los triángulos de luz en el alfarda noroeste de la pirámide, pero no son siete triángulos sino 9, y en la medida que pasan los días, se reduce el número de triángulos hasta llegar a los siete que es cuando se considera que el fenómeno está en todo su esplendor, para luego verse únicamente con cinco triángulos hasta finalmente llegar a la oscuridad.

Los triángulos permanecen bien formados e iluminados durante 20 minutos, aunque todo el proceso comienza a las 13 y termina a las 17 horas.— IRIS CEBALLOS ALVARADO

Luz y sombra

El fenómeno de luz y sombra en Chichén Itzá representa el descenso de Kukulcán:

Descenso

El descenso de Kukulcán es representado por la luz solar que proyecta siete triángulos isóseles en la alfarda noroesta de la escalinata de la pirámide

Plenitud

A las 3 de la tarde comienzan a formarse los triángulos y aproximadamente a las 4 ya pueden verse en plenitud y permanecen así alrededor de 20 minutos. Representan la bajada de Kukulcán al inframundo.

Cabeza de serpiente

Al formarse los triángulos de luz en la alfarda también se ilumina la base de la escalinata, que tiene la forma de la cabeza de la serpiente emplumada.

Visibilidad

El fenómeno será visible del 18 al 28 de septiembre, si el mal tiempo no oculta al sol.

“Vídeo de caricatura”