in

El humo de los cigarrillos puede transmitir Covid

Las personas que fuman tienen un alto riesgo de presentar complicaciones si contraen Covid-19, y también son potenciales contagiadores del virus cuando fuman cerca de otras personas, incluso en espacios abiertos, pues el humo que exhalan al fumar contiene partículas o microgotas en las que viaja el coronavirus.

Así lo afirma el especialista en neumología Isaac Ávila Heredia, quien expresa que las personas fumadoras suelen tener como consecuencia de esta adicción varios problemas pulmonares, como la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar que se engloban en la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Esto hace que se eleve el riesgo de complicaciones y de mortalidad si se contagian de Covid-19.

Pero el potencial riesgo individual que sufren no es lo único negativo de esta adicción, ya que los fumadores pueden contagiar de coronavirus a otras personas al estar fumando.

El especialista explica que el humo que exhalan es un peligro, pues el fumador está inspirando y expirando partículas o microgotas de la vía aérea inferior, de manera tal que el humo que la gente alrededor está oliendo puede ser una forma de infección.

Limitar espacios para fumar

Ávila Heredia señala que, si bien antes de la pandemia ya existían restricciones para fumar en algunos espacios, ahora se debería tener una estrategia para limitar que los fumadores usen espacios públicos, incluso abiertos, para evitar contagios y la diseminación de Covid-19 y otras enfermedades bacterianas o virales.

Resalta que es importante que las disposiciones respecto a los espacios donde no se puede fumar se cumplan, pues se debe ver que la ley al respecto se aplique.

En relación con los riegos de los fumadores ante el Covid-19, puntualiza que cuando la persona ya tiene un pulmón enfermo es más propensa a padecer ciertas infecciones, y si tiene EPOC hay que tratar de que se arriesgue lo menos posible para no contraer una infección bacteriana o viral.

El especialista detalla que hay casos en los que el pulmón está dañado y hay cierto grado de disminución de su función, de manera que a la persona le cuesta trabajo respirar al caminar y hay baja oxigenación, si a esto se la agrega el daño que el coronavirus le hace al pulmón, es lógico que el panorama sea peor y el pronóstico poco alentador.

Recuerda que la EPOC se caracteriza por inflamación crónica, que cuando tiene mucho tiempo de evolución afecta los bronquios, las vías respiratorias y el pulmón, y ocasiona exceso de producción de flemas, tos, falta de aire, y a la larga destrucción pulmonar.

Esta enfermedad por sí sola es muy limitante, sobre todo en etapas avanzadas, el tratamiento que se usa es para toda la vida.

“Una persona que no fuma, pero está en un espacio cerrado con un fumador y respira el mismo humo, desarrolla las mismas enfermedades”, menciona el doctor Ávila Heredia.

Usualmente, indica, es un panorama que se vive en casa de los fumadores, por lo que las personas con las que convive pueden tener las mismas afecciones pulmonares del fumador, como bronquitis, enfisema o EPOC.

Enfatiza que se debe entender que el tabaquismo es una adicción y se debe tratar como tal.

No basta decir “no fumes”, sino que se deben seguir ciertos tratamientos y maniobras para encaminar a la persona a no fumar.

Tratamiento para dejar de fumar

El especialista precisa que hay tratamientos establecidos y líneas terapéuticas para lograrlo, que abarcan la parte farmacológica, la restitución de nicotina y la parte psicológica: “Para poder decir que una persona ya no es adicta al cigarro tienen que haber pasado al menos 12 meses sin fumar”.

Cuando se intenta dejar el cigarro sin tratamiento especializado, hay un riesgo de recaída del 70%. Mientras que este porcentaje baja considerablemente cuando se recibe la terapia adecuada.

En cuanto al uso de cigarrillos electrónicos, el médico neumólogo, apunta que cualquier aspiración de humo que provenga de un material incandescente va a causar daño pulmonar.

“Cuando los cigarrillos electrónicos empezaron a usarse, no se sabía cómo reaccionaban las vías respiratorias a su uso, pero al hacerse más común, se comenzaron a ver las complicaciones, pues causa un tipo de enfermedad pulmonar diferente al consumo de tabaco regular. También puede generar EPOC, igual de grave o incluso peor y más rápido”, puntualizó el médico.— Iris Ceballos Alvarado

Variantes

El tiempo de desarrollo de la EPOC depende de cada persona, pues hay algunos casos en los que la persona fuma mucho y no le pasa nada, pero en la mayoría no es así, y es acorde a la carga de cigarrillos que consumen al día el tiempo y el riesgo de tener este padecimiento.

Índice tabáquico

Precisa que los especialistas manejan lo que llaman el índice tabáquico, que refiere al número de cigarrillos que se fuman.

De acuerdo con dicho índice, un consumo de cigarrillos mayor a 10 paquetes-año, ya implica un alto riesgo de EPOC, que puede aparecer en un tiempo corto de uno o dos años, es decir el desarrollo de la enfermedad puede ser muy rápido, y mientras más paquetes-año, peor son las consecuencias.

Primera llamada a Biden

Las medidas y su antigüedad