in

El Macay cierra hoy sus puertas

Rafael Pérez y Pérez

Se demandará al gobierno por no cumplir convenio

Ayer comenzó a circular en redes sociales una invitación para asistir al cierre simbólico del Museo de Arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán, Macay, “Fernando García Ponce”, programado para hoy, a la una de la tarde, cierre que confirmó al Diario Rafael Pérez y Pérez, director del recinto.

“El incumplimiento de un convenio jurídico que data que 1993 pone en entredicho la calidad moral del gobierno del Estado, no se puede exigir una conducta cívica correcta sin el ejemplo”, explicó en entrevista.

Como hemos estado informando, el incumplimiento se da luego de que ayer (el plazo máximo que le habían dado al directivo para informarle si hay recursos o no) le confirmaran que no hay dinero para el sostenimiento del Macay, pese a dicho convenio.

“Ni siquiera nos avisaron en persona, fue la administradora (de la Secretaría de la Cultura y las Artes, Sedeculta) María Cristina Sánchez Tello la que nos atendió (no la titular, Loreto Villanueva Trujillo), estuvimos insistiendo en la comunicación telefónica hasta que nos tomaron la llamada”.

Informó que no le dieron mayores explicaciones, fuera de que no hay recursos para el Macay.

“O no se le ha comunicado al gobernador que existe este convenio jurídico o el gobernador no se siente comprometido con las instituciones culturales”.

Dado que el convenio tiene carácter jurídico, la Fundación Cultural Macay y un grupo de personas que se sienten afectadas iniciarán una demanda contra el gobierno del Estado, por incumplimiento, informó Pérez y Pérez.

En la demanda buscarán el apoyo de Derechos Humanos, pues recordó que el acceso gratuito a la cultura es un derecho.

El director del Macay informó que el cierre del museo dejará sin trabajo a 17 empleados y afectará a muchos artistas que han invertido más de dos años en proyectos para buscar formas de financiamiento “y ahora se cierra la puerta”.

Dijo que ya están buscando alternativas para que el cierre no sea total, como la posibilidad de abrir el Macay dos días a la semana, “para no privar a la sociedad; el ‘culturicidio’ no debe hacerse extensivo a labor que genera la Fundación Macay”.

Pérez y Pérez señaló que es “decepcionante” la falta de interés del gobierno y recordó en un texto enviado ayer al Diario que el ahora gobernador, durante su campaña, “convocó a la comunidad cultural a un desayuno (al que por cierto llegó muy fuera de la hora citada) para pedir su apoyo; asimismo, en su plataforma electoral que puede verse todavía en el internet, en el apartado de ‘Participación ciudadana y transparencia’ en la que se compromete a instalar un Consejo Ciudadano de Presupuesto, donde los yucatecos podrían opinar sobre el destino de los recursos públicos y vigilar el cumplimiento de los objetivos trazados. Sin embargo, después de las elecciones de 2018, nunca se volvió a convocar a la comunidad cultural para opinar sobre ningún tema”.

“Si bien, en el Estado los sufragios favorecieron al PAN (Partido Acción Nacional), es prudente decir que, de forma muy astuta aplacaron un posible escándalo del medio cultural durante el proceso electoral con la entrega parcial del apoyo comprometido para el Museo, o sea la mitad”.

Cada vez menos dinero

Recordó que el monto otorgado al Macay fue decreciendo con los años, pues era de 16 millones de pesos en 2016 y el año pasado fue de tan solo 4 millones.

“Es decepcionante dado que si lo analizamos solo nos dieron la mitad para las votaciones; salvo una diputada que fue candidata federal, el resto ni se ha acercado a ver qué está pasando”.

Pérez y Pérez añadió que “es incongruente que si no hay dinero abran nuevo museos, como el mal llamado Museo Casa Armando Manzanero en Paseo 60, la ciclovía o el videomapping Uxmal que reemplazó al espectáculo de luz y sonido”.

“Esto debe servir de llamado de atención para la sociedad yucateca, ante decisiones tan arbitrarias, y a la comunidad cultural porque como dice una frase, ‘cuando veas las barba de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar’”.

“Si un museo como el Macay puede ser desmantelado por un capricho, cualquier otra institución, como la Orquesta Sinfónica de Yucatán, la ESAY o compañías de teatro y danza podrían desaparecer con la misma impunidad”.

“En menos de tres años estaremos ante la disyuntiva de pensar si es momento de replantear nuestras convicciones y revalorar las propuestas a través de los hechos, ya que existen otras opciones políticas en el panorama nacional, ya que ‘no solo de PAN vive el hombre’, y si es que su ambición política (del gobernador ) lo posiciona como candidato para 2024 a la Presidencia de la República. Sin embargo, todavía alberga en mí una lejana esperanza de que, durante los tres años restantes de su gestión, replantee sus prioridades frente a la cultura, y se gane a la comunidad cultural del Estado en favor de la organización política que lo llevó al poder”.— Patricia Garma Montes de Oca

AMLO espera participación

Suman ocho feminicidios