in

''El Macay no debe desaparecer'': preocupa el posible cierre del recinto

posible cierre del Macay
Transeúntes pasan por el Pasaje a la Revolución donde el Museo de Arte Contemporáneo de Yucatán expone esculturas frecuentemente

Como un retroceso cultural y de pérdida de un espacio que es parte de la identidad de los yucatecos calificaron promotores de la cultura el posible cierre del Museo de Arte Contemporáneo de Yucatán (Macay).

Tal como hemos informado en los últimos días, hay riesgo de que el recinto cultural cierre sus puertas ante la falta de presupuesto, pues el gobierno del Estado, por medio de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), debe otorgar los recursos para la operatividad del espacio, pero argumenta que no hay dinero.

Todavía no se da un “no” definitivo; mañana el titular del Museo, Rafael Pérez y Pérez, recibiría la noticia de si se les dará o no los recursos que se requieren para mantener abierto y funcionando el Macay.

Un retroceso cultural

Al respecto de este tema Jorge Álvarez Rendón, cronista de la ciudad, resalta que sería grave el cierre de un museo tan importante, que alberga obras de muchos pintores reconocidos.

“Sería un retroceso cultural si lo cierran, un paso grave que no debe ser”.

Indica que está bien que se abran nuevos museos, pero hay que sostener los que se tienen, no debe haber razón para cerrar los que existen.

Destaca que el Macay es un recinto de importancia que conserva obras de destacados artistas como Fernando Castro Pacheco, Gabriel Ramírez y Fernando García Ponce, de los pintores más importantes de Yucatán.

Considera que es además un espacio símbolo de la cultura pictórica y artística, por lo que no debería desaparecer algo que ya se logró, “hay que dar pasos adelante no hacia atrás”.

Afirma que el gobierno debe hacer un esfuerzo para mantener los museos que ya se tienen, pues se sabe que en todo el mundo hay problemas económicos por la pandemia y gastos nuevos e imprevistos, pero se debe buscar la manera de conservar los espacios culturales.

Incluso políticamente puede ser dañino el tomar la decisión de cerrar espacios como el Macay, añade.

“Sería una gran pena”

Bernardo Sarvide Primo, director del Museo Regional de Antropología Palacio Cantón, manifiesta que el cierre de un museo siempre será una pena, pues esos recintos son necesarios, son parte del patrimonio y la identidad de un pueblo.

Asegura que el Macay es el único y más importante museo de arte contemporáneo de la ciudad y la región, de manera que su cierre sería una gran pena.

Sarvide Primo recuerda que el citado espacio tiene un esquema de funcionamiento diferente, pues es una Fundación la que lo maneja bajo un acuerdo con el gobierno del Estado, de modo que considera importante que el gobierno aporte lo necesario para que siga funcionando.

El Macay alberga colecciones de grandes artistas y hace una gran labor, aunado a que ocupa un edificio que es emblemático para la ciudad, razón por la que reitera es importante que se haga un esfuerzo para que continúe operando.

Apunta que si bien hay otras galerías pequeñas en la ciudad, o se tiene, por ejemplo, el Museo de la Ciudad, ninguno se define como el Macay, un espacio para el arte moderno y contemporáneo, que es salida para los estudiantes de artes visuales en el Estado, que cuenta con un espacio permanente para los alumnos de la Escuela Superior de Artes de Yucatán, con obras de maestros consolidados en las salas permanentes, que conviven con las nuevas propuestas.

Indica que se sabe que el Macay tiene una buena afluencia de visitantes y público escolar, de modo que enfatiza se debe hacer un esfuerzo para que se mantenga abierto, pues brinda un servicio importante.

Escrito por Iris Ceballos Alvarado

Iris Ceballos Alvarado es Licenciada en Periodismo y Ciencias de la Comunicación. Comenzó su carrera en medios de comunicación en 1994 y en agosto de 1997 se integró a Grupo Megamedia. Desde entonces realiza coberturas sobre cultura, espectáculos, salud, educación y calidad de vida.

Monseñor Gustavo Rodríguez Vega: Homilía del domingo 25 de julio

La semana hace 50 años: detienen a carnicero por vender carne de caballo