in

El Macay se suma al Día de los Museos

El recinto invita a visitar sus salas y pasaje escultórico

Visitar el Museo Fernando García Ponce-Macay es adentrarse en la cultura y su diversidad, es encontrarse cara a cara con la imaginación y nuevas formas de concebir el mundo.

Para entrar al recinto hay que atravesar uno de los dos arcos que resguardan el Pasaje de la Revolución, donde se encuentra el pasaje escultórico. En este espacio, el museo ofrece al transeúnte un oasis en la cotidianeidad, ya que invita a observar, al paso de todos, la propuesta artística “Fragmentos”, de Patricia Báez, obra que lleva al espectador a traspasar el cristal para alcanzar nuevos horizontes.

La entrada del museo recibe al visitante con una sala donde se pueden adquirir diversos productos que recuerdan el paso del tiempo, así como el recorrido por el recinto. Al cruzar por el lobby, poco a poco se vislumbra una variedad de árboles que conforman la majestuosidad del patio central.

En el pasillo izquierdo, a lo largo del Expoforo, 24 piezas de gran formato de la artista Ghis Thomas trascienden la forma y se difuminan para jugar con la luz y el equilibrio. Caminar por el foro es adentrarse a un ecosistema que favorece la inmersión en cada obra, ya que el espacio y las proporciones permiten visualizar al observador como parte de ese todo, de la inmensidad.

De igual manera se encuentra la sala temporal Esay, sitio que resguarda la exposición “Simbiontes. La reconstrucción del espacio a través de la pintura”, de Abraham Sarabia. Una serie de pinturas que regresan a la raíz, a la naturaleza, a los organismos. En ese mismo pasillo también se puede encontrar una pieza de mármol, de Xicoténcatl Rivero; una “Cabeza de toro” hecha con desperdicios de metal, de Adolfo Coella, así como las “Dos cabezas conversando”, de J.M. Casanova, quienes miran de reojo al nuevo visitante.

Al subir la escalera principal, que colinda con el jardín, se observa el “Mural #1”, proyecto de Fernando García Ponce. Obra que impone con su grandeza y premoniza la vastedad de su producción artística.

En el segundo piso, a la derecha, el “Toro” de Juan Soriano vigila el camino a las exposiciones. En la sala 8 bis, la obra “Los mayas eternos” de Pedro Tec reviste las paredes. Fotografías que traen a la memoria el paso del tiempo, la indiferencia y la fragilidad de las personas. Al atravesar la siguiente puerta, se contempla, en las salas 9, 10 y 11 las obras de Alberto Urzaiz, Sandra Nikolai, Celina Fernández, Gabriel Peón, Otto Bauerle y Jorge Patrón, quienes conforman el colectivo Cinco + Uno. Sus piezas exploran lo abstracto, el discurso de la identidad, la naturaleza, lo sombrío y la técnica del strappo.

Cuando parece que se llega al final de las exposiciones, la sala 11 bis presenta “El placer de la mirada de Juan García Ponce”. Una exposición que se vuelca en uno de los integrantes de la Generación Casa del Lago. Una última puerta lleva al visitante a observar las piezas de Fernando García Ponce y su mesa de trabajo que, situada en medio de la sala, preserva la presencia del artista.

Del lado izquierdo, las salas permanentes de Gabriel Ramírez Aznar y Fernando Castro Pacheco conservan obras invaluables, llenas de historia e inventiva. A lado de esta sala, el Centro Virtual de Documentación e Información “Cevidi” abre sus puertas al estudio de “La Ruptura”, sus integrantes y su producción artística.

El marco de este recorrido está lleno de historia y tradición, en el disfrute de un edificio que guarda la identidad de la ciudad: el Ateneo Peninsular. De este modo, la visita al Museo guarda más sorpresas y experiencias para los visitantes.

Hay que recordar que este 18 de mayo se celebrará en el mundo el Día Internacional de los Museos, una fiesta cuyo objetivo es “concienciar sobre el hecho de que los museos son un importante medio para el intercambio cultural, el enriquecimiento de las culturas, así como para el desarrollo de la comprensión mutua, de la colaboración y de la paz entre los pueblos”, según establece el ICOM, organizador del evento.

Por ello, la invitación está abierta a todo el público a visitar los museos de nuestra ciudad, cada uno de ellos organiza eventos y actividades para celebrar este día. En 2018 participaron 37,000 museos de 158 países y en Yucatán tenemos la fortuna de contar con una amplia variedad de museos, oportunidad que no podemos dejar pasar y vivir el arte y revalorar nuestra cultura.— ”El Macay en la cultura”

 

Los Leones ganan el último en casa ante los Acereros

Cartón de Tony: Caribe mexicano entre aguas