in

El Macay se va hasta lo profundo

Foto: Megamedia

Acoge en una exposición el arte sin distinciones

Desde hace una década he sido constante seguidora de la trayectoria de Pablo Pineda. Primero algunos “cortos” en la televisión, alguna que otra noticia que me llamó poderosamente la atención… Al profundizar más, la curiosidad dio paso a una inmensa admiración: Pablo Pineda Ferrer es un profesor español con síndrome de Down que saltó a la fama en 2009 al obtener la Concha de Plata al mejor actor en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián por su participación en la película “Yo, también”.

Pero no solo eso: Pablo es también el primer universitario europeo con síndrome de Down que además se desarrolla como ponente, conferenciante y escritor, autor del libro “El reto de aprender”, disponible a la venta en portales como Amazon. Y actualmente es asesor y consultor de la fundación Adecco, con la que trabaja desde 2010 como embajador de la lucha por la diversidad y la igualdad de oportunidades para todas las personas, especialmente para quienes padecen una discapacidad. Así, ha llegado a foros de notable importancia como la Comisión Europea y a representar a la discapacidad en la Organización de las Naciones Unidas (Ginebra).

En su conferencia online en el canal TED (que puede verse en www.youtube.com /watch?v=N9oreh1YIDk) Pablo expresa con una transparencia sorprendente y con una lucidez envidiable cómo es necesario partir de la inclusión para insertarse precisamente en la vida “normal” y cuánta lucha representa todavía.

El caso de Pablo, pensamos, dejará de ser una excepción en la medida que encontremos el camino más incluyente posible para la llamada discapacidad. Y la exposición que hoy día podemos visitar en el expoforo del Macay es una puerta más abierta hacia ese horizonte.

Como se dio a conocer oportunamente, la muestra es resultado de una convocatoria internacional que resultó, tras un proceso de selección y curaduría, en una colección de obra de más de cien participantes de distintos países.

La organización señala en la hoja de sala que la obra presentada “se trata de un trabajo de inclusión más que de una exposición de arte, ya que se presenta como el resultado de los distintos talleres artísticos y formativos, resultado de una labor educativa-pedagógica en favor de la integración, por lo que esta muestra busca como finalidad primordial la participación de la sociedad y la toma de conciencia sobre grupos que son excluidos de los circuitos culturales”.

Sin embargo, la obra de todos modos contiene valores que solemos enmarcar orondamente en lo “artístico”: sinceridad, particularidad, expresión, emoción. Rasgos de esencial humanidad que en esta categoría nos incluye a todos sin excepción.

¿Qué muestra la exposición “Desde lo profundo (Deep Down Arts)”? Desde escenas cotidianas hasta flores, playas, mascotas, juegos, personas, ensayos abstractos, noches estrelladas y, en general, una visión optimista de la vida. En suma, un regalo generoso de esperanza de quienes parecerían más desfavorecidos a quienes de verdad la necesitamos.— María Teresa Mézquita Méndez para “El Macay en la cultura”

 

En India una persona que cavaba la fosa para su hija encontró una bebé que fue enterrada viva (Foto ilustrativa)

Hombre agrede a una bebé “porque no lo dejaba dormir”; está detenido

Cartón de Tony: Algo más para presumir