in

El padre Lorenzo Mex festeja sus 41 años de sacerdote

El padre Lorenzo Mex Jiménez dirige unas palabras durante la misa de anoche; lo escucha el obispo auxiliar

Es parte esencial de la Iglesia

“La eucaristía es un antídoto para el egoísmo”, indicó el obispo auxiliar, Pedro Mena Díaz, en la misa del 41 aniversario sacerdotal del padre Lorenzo Mex Jiménez, que presidió anoche en el colegio “Avelino Montes Linaje”.

En cada aniversario sacerdotal se pide para que el Señor abra sus corazones a Dios y muestre el camino de vida, dijo el prelado. “En la Iglesia es esencial el don sacerdotal; sin sacerdotes no hay eucaristía”.

El la misa, el padre estuvo presente al padre Justo David Ceballos Uc, quien recibió el orden sacerdotal, con el padre Mex, y la labor de los Misioneros de Maryknoll.

“Qué bella iniciativa de tener presente a los padres (Misioneros de Maryknoll) que tanta huella dejaron”, dijo de la exposición fotográfica Maryknoll, muestra itinerante que se inauguró al concluir la misa.

Al final de la misa, el padre Mex ofreció un mensaje en el agradeció por “cosas bonitas” en sus 41 años en diferentes comunidades en las que ha servido, donde el Señor lo ha llevado de la mano, bajo la mirada de la Virgen María.

Mex Jiménez, párroco de San Sebastián, y el padre Justo David Ceballos Uc, recién nombrado rector de la Catedral, recibieron el orden sacerdotal el 9 de febrero de 1978 en la Catedral de Mérida de manos del arzobispo Manuel Castro Ruiz.

Como signos del aniversario sacerdotal, el obispo bendijo 41 despensas para el mismo número de familias, que anoche se repartieron. También entregó las llaves del predio anexo a la capilla de San Pedro Apóstol, adquirido con apoyo de la comunidad de San Sebastián, el cual servirá para catecismo y grupos apostólicos.

El padre Lorenzo Mex Jiménez, de 69 años de edad y originario de Ticul, es párroco de San Sebastián desde mayo de 2017.

Misión pendiente

Después de la misa, el sacerdote indicó en una entrevista con el Diario, que en el aniversario sacerdotal se sentía muy contento pero no satisfecho ya que le falta mucho por hacer.

Y es que además de la atención a las necesidades parroquiales, tiene otras en mente, como la atención a los migrantes: dado que es coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana en la Arquidiócesis, una de las prioridades es la construcción de La Casa del Migrante.

Hoy celebrará la misa de aniversario con el padre Justo Ceballos a las 7 p.m. en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, de la colonia Chuburná.

El obispo concelebró con los padres Gonzalo Ku Barrera y Juan Carlos San Agustín San Juan.— Claudia Sierra Medina

 

Se quema empresa en el Periférico de Mérida

Cartón de Tony: La señora de los tentáculos