in

El padre Mukul se despide de los fieles de Progreso

El presbítero José Francisco Mukul Domínguez (izquierda) asumirá el próximo martes 19 la parroquia de San Francisco de Asís

Exmisionero de Angola, África, donde pasó un año difundiendo la palabra de Dios en poblados afectados por las guerrillas, el presbítero José Francisco Mukul Domínguez asumirá el martes 19 próximo la parroquia de San Francisco de Asís, en Umán, donde continuará con su ministerio sacerdotal que inició en 1993.

Un día antes, el lunes 18, entregará la parroquia de la Purísima Concepción y San José, de Progreso, en la que lleva seis años.

La misa en Umán será a las 7 de la noche, sustituirá al padre Ricardo Ruiz Sacramento, quien fue transferido a la parroquia de San Francisco de Asís, en el municipio de Oxkutzcab.

El padre Mukul, quien el domingo 17 de este mes celebrará su última misa como párroco en Progreso y será su despedida, entregará la parroquia el lunes 18 al nuevo titular Oscar Cetina Vega, en una misa que se celebrará a las 7 de la noche y a la que asistirán varios sacerdotes, entre ellos el padre Lorenzo Mex Jiménez y el obispo auxiliar Pedro Mena Díaz.

“En seis años me fue de maravilla porque me tocó una parroquia bonita, organizada y con gente que colabora; hice muchos amigos, mucha gente se acercó a la Iglesia, promovimos los sacramentos, el catecismo y, algo que me gustó mucho, la legitimación de los matrimonios. Muchas parejas que vivían juntas pero no estaban casadas por la Iglesia dieron ese importante paso”, detalla el padre Mukul.

También se promovió y se creó la Pastoral Universitaria, la de Adolescentes, que ahora tiene más forma, y la Misión Parroquial, en la que se visitó todas las casas de la ciudad, que tuvo como objetivo que los feligreses conozcan el plan diocesano, actualizado y renovado.

“En las visitas a las casas vimos la realidad de las familias, descubrimos necesidades, muchas personas desconocían los horarios de misas y catecismo, detectamos enfermos que no estaban reportados y personas adultas sin bautizo”, detallo.

“Visitamos a todos, hasta a los protestantes que no se esperaban que llegaramos a sus casas, nos recibieron muy bien y nos preguntaron si regresaríamos”, confesó.

Como mensaje de despedida a los feligreses destaca “que sigan colaborando en la Iglesia, que le dediquen tiempo y generosidad por todo lo que Dios les ha dado, compartan la fe y recuerden tener en cuenta que la familia es la educadora y donde se forman los ciudadanos y católicos”.

De su nueva parroquia espera continuar compartiendo su fe con la gente, seguir sirviendo y dar. “Creo que esperan mucho de mí y caminaremos juntos”.

El padre “Panchito”, como lo conocen en Progreso, fue ordenado sacerdote el 24 de marzo de 1993.

El año pasado celebró en esta ciudad su vigésimo quinto aniversario de ordenación sacerdotal, por lo que su siguiente aniversario lo cumplirá en Umán, su nueva sede parroquial.

El 1 de marzo de 2013 el presbítero Mukul Domínguez, oriundo de Abalá, tomó posesión como párroco de la Purísima Concepción y San José, ubicada en el puerto de Progreso, en sustitución del padre Lorenzo Augusto Mex Jiménez, titular de la parroquia de San Sebastián, donde anteayer celebró el 41 aniversario de su ordenación sacerdotal.— Gabino Tzec Valle

 

Solo cinco dueños recuperaron sus motos en Ticul

”Chispa” se va de los Tigres