in

El Palacio de la Música mantiene el apoyo al arte

Hasta antes del obligado cierre por la pandemia

La pandemia no es obstáculo

Un total de 182 mil personas ha acudido al Palacio de la Música a escuchar conciertos, participar en talleres o recorrer el museo. Esa afluencia aportó a la institución ingresos que le permiten mantener una estabilidad financiera y sostenerse en estos meses de contingencia en que ha permanecido cerrada.

Como informamos, el Palacio de la Música cumplió dos años el pasado jueves 25. Fue inaugurado por el presidente Enrique Peña Nieto, la secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, y el gobernador Rolando Zapata Bello.

De acuerdo con información de las autoridades, en su construcción se invirtieron 348 millones de pesos, de los cuales 300 millones aportó el gobierno federal.

Al concluir la gubernatura de Zapata Bello fue entregado funcional en un 60% a la nueva administración, que encabeza Mauricio Vila Dosal. Las autoridades actuales señalan que el Palacio de la Música carecía de estructura jurídica, fideicomiso para su administración e insumos, al igual que de equipo en la sala de conciertos y material de oficina y de cómputo.

En los primeros meses de funcionamiento se habrían realizado ocho conciertos, aunque no se llevó un registro de las actividades ni del número de visitantes.

El director general Maleck Abdala Hadad recuerda que con la nueva administración comenzaron a crearse la estructura orgánica y los procesos para que la institución se convirtiera en una paraestatal, lo que se logró el 14 de febrero de 2019.

Asimismo, se completaron las salas de exposiciones, se adquirieron equipos y se dotó del material necesario para una operación al 100%.

Esto, añade, derivó en una mayor afluencia de visitantes, que hasta ahora suman 150 mil en el museo. Antes de que la pandemia obligara a cerrar las puertas, se tenía una afluencia promedio de cinco mil visitas mensuales, que en períodos de vacaciones se duplicaba.

Adicionalmente se han ofrecido 100 conciertos desde el inicio de la actual administración estatal en los que se ha recibido a más de 25 mil personas.

Varias de esas presentaciones han registrado llenos totales, como las de la Orquesta Típica Yukalpetén, “Voces libanesas”, el Otoño Cultural, la Noche Blanca y Cecilio Perera.

Consolidación

Maleck Abdala dice que durante un año y medio la institución se ha consolidado. Considera que la Escuela Superior de Artes de Yucatán es la indicada para impartir licenciaturas en música, pero el Palacio no se cierra a ofrecer actividades académicas, como lo demuestra que en 2019 efectuase, en coordinación con la ESAY y Sedeculta, un diplomado de música popular yucateca y música tradicional mexicana.

La crisis sanitaria obligó a detener los planes de realizar otros diplomados.

La entrada al museo cuesta $25 para niños y afiliados al Inapam, y $50 para adultos. Turistas nacionales pagan $100 y extranjeros, $150.

El comité técnico del Palacio aprobó recientemente descuentos del 50% en esas cuotas para cuando se reabran las puertas. El beneficio se extenderá a la renta de espacios al menos por dos meses. La única cuota que seguirá igual será la de niños y afiliados al Inapam.

El Palacio fue sede del taller “Música para la niñez”, en el que participaron 60 menores de Chichí Suárez y San José Tzal. Se realizó con recursos de Fundación Acir y Cultura Yucatán, lo que permitió ofrecerlo sin costo para los participantes.

Consistió en clases de música popular mexicana, mariachi y son jarocho.

También se dio cobijo a alumnos del programa “Ko’one’ex Paax”, que asistían a clases entre semana.

Respecto del estudio de grabación, el director explica que está habilitado en la sala de conciertos. Además de audio, se puede grabar vídeo de alta calidad, lo que ha permitido producir los conciertos conmemorativos del segundo aniversario.

El espacio se ha dado en renta para grabaciones con vídeo y se espera que en los próximos meses aumenten las solicitudes para usarlo.

El director general asegura que, pese al presupuesto de operación limitado, mantienen una estabilidad económica, gracias a los ingresos que perciben por entrada al museo y renta de espacios.

La estabilidad se ha mantenido incluso ahora, pues la ausencia de ingresos se ve compensada con la reducción del cobro de energía. Esto aunado a que en 2019 tuvieron un superávit.

El Palacio de la Música recibe del gobierno 8.3 millones de pesos anuales, de los cuales el 80% se destina a cubrir la nómina y el 20%, a gastos de mantenimiento.

Las áreas en renta son la terraza, para eventos sociales con capacidad para 300 personas; sala de conciertos (458 personas); cinco salas de juntas y salones (50 a 60 personas cada una); galerías (pasillos o espacios abiertos) para presentación de libros, ruedas de prensa y cócteles (100 personas), y patio de cuerdas (350 personas).

El recinto también cuenta con fonoteca y cafetería.— Iris Ceballos Alvarado

Formación

El Palacio de la Música ha ofrecido talleres de guitarra, instrumentos musicales y música mexicana, entre otros, a niños, jóvenes y adultos. Hasta antes del cierre obligado por la pandemia, se impartían los sábados y domingos y la participación era gratuita.

Afluencia

En los conciertos didácticos e interactivos, talleres de instrumentos y recorridos escolares se recibió a siete mil personas.

Jorge Habib será senador titular por esta semana