in

El Papa sí se quedó en Yucatán

Foto: Megamedia

Su visita de hace 25 años marcó a la Iglesia local

Momentos emotivos y significativos de la visita del papa Juan Pablo II a Yucatán hace 25 años fueron recordados por el obispo auxiliar, monseñor Pedro Mena Díaz, en la misa que ayer ofició en la iglesia dedicada al pontífice para recordar el histórico viaje.

Particularmente hizo referencia a los acontecimientos que tuvieron lugar en Xoclán, donde el Santo Padre ofició multitudinaria misa.

El obispo auxiliar agradeció la invitación a celebrar la Eucaristía por el actual párroco, presbítero Álvaro Carrillo Lugo, pues considera que recordar ese momento es fundamental, ya que marcó a la Iglesia.

Añadió que hay un sentimiento de agradecimiento a Su Santidad por traer a esta región la Palabra de Dios y repitió la expresión creada en los días de la visita por el padre José Manuel Romero Estrella, primer párroco de San Juan Pablo II: “¡Queremos que el Papa se quede en Yucatán!”.

El Santo Padre, aseguró, sí se quedó en la entidad, en corazón y espíritu.

Compartió que estuvo cerca de Juan Pablo II ya que fue parte del equipo a cargo de la preparación de la misa en Xoclán y uno de los ceremonieros en la Eucaristía.

Días antes de la celebración, era común ver a familias que llegaban a conocer el lugar donde estaría el Papa.

Se invitó a una hermana carmelita a cantar el Salmo de la misa y el 11 de agosto, por la mañana, la religiosa acudió a ensayarlo. Según relató, cuando comenzó a interpretarlo todo se detuvo.

La “bellísima voz” de la religiosa cautivó a la gente y una cadena de televisión usó escenas de la interpretación en los cortes de la transmisión sobre el Papa.

Monseñor Mena añadió que cuando se construyó la iglesia en Xoclán se propuso llamarla Cátedra de San Pedro, luego solo San Pedro y, finalmente, “por gracia de Dios se decidió que se llamara Juan Pablo II”.

Anteayer la comunidad recibió al arzobispo, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, quien, como informamos, bendijo la escultura del Papa que se instaló en el atrio.— Iris Ceballos Alvarado

 

Parroquia Detalles

Hoy lunes concluirán las actividades conmemorativas de la visita del Santo Padre.

Vigentes

Ayer, monseñor Pedro Mena Díaz leyó fragmentos de la homilía del Papa y dejó ver que muchas de sus afirmaciones siguen siendo muy actuales, como la que asegura que para la Iglesia lo más importante es la persona y no las cosas. “En el mundo moderno quieren hacernos creer que las cosas son lo que más valen y que la persona vale por lo que tiene, pero no es así, la persona vale por lo que es”.

Replicando el mensaje del Papa, exhortó a “amar a los demás como Cristo nos ama”, base de la evangelización ayer, hoy y siempre.

El Barcelona gana la Supercopa

Organizan puesta en escena en ayuda de menor enfermo