in

El pintor Gabriel Ramírez Aznar, a 82 años de su nacimiento

“La revelación del color” comparte al artista plástico

Hace diez años —serán once en algún momento de este 2020—, la televisión de la UNAM produjo un documental dedicado al pintor yucateco Gabriel Ramírez Aznar. En el contexto del onomástico del artista, quien cumplió 82 años este sábado 4, recordamos desde la columna del Macay este vídeo que indagó en la trayectoria, obra y universo del maestro.

En la portada, con un fragmento de su obra en el fondo está Gabriel con los brazos cruzados sobre el pecho. Viste una —muy acostumbrada en él— camiseta blanca de cuello en “V” y mira fijamente a la cámara. El vídeo lleva el título “Gabriel Ramírez, la revelación del color” y está fechado en 2009. Empieza con aquella cita, muy conocida, de Juan García Ponce en su libro “Nueve pintores mexicanos”, cuando se refiere a que Ramírez parece estar siempre “… pintando el mismo cuadro”. Más adelante abunda sobre la recurrencia del pintor a sus principios y a su lenguaje, siempre congruente consigo mismo “… en el equilibrio perfecto entre el desbordamiento y la contención”.

El documental, ganador del Premio Pantalla de Cristal 2009 a mejor color, pintado y retoque en la categoría de documental, fue dirigido por Ernesto Velázquez Briseño con realización de Víctor Mariña y producción de Lízbeth Olvera. En él entrevistan a José de la Colina, quien abunda en recuerdos sobre el maestro Ramírez; a Carlos Monsiváis: “Gabriel no quería ser un virtuoso, sino un intrépido”, y a Manuel Felguérez: “… siempre fue muy constante en su estilo”.

También se ven desfilar rostros de numerosos personajes que convivieron con Gabriel en el tiempo que vivió en Ciudad de México, entre ellos Juan y Fernando García Ponce, José Luis Cuevas y las galeristas Ana María y María Teresa Pecanins.

Igualmente, al abordar la cinefilia de Ramírez, se entrevista a Eduardo de la Vega, así como al propio Gabriel, quien recuerda sus primeras exposiciones en La Habana, en París, en la galería Juan Martín, la influencia del art brut, el encuentro con la película sobre Van Gogh y al final de los finales —y como dice hasta hoy día— “la angustia de no saber qué hacer cuando en el mundo ya se hizo todo”.

Gabriel del gran colorido, Gabriel del trazo de tajante precisión en los retratos a pluma, Gabriel de la constante abstracción de sí mismo… En “La revelación del color” nos podemos apenas asomar a su mundo y su pensamiento, y escucharle, en los 50 minutos de duración del programa, afirmar que “nunca hay que pensar que estás haciendo algo extraordinario”. Y ver una vez más a Gabriel con sus jeans y su sabucán azul, Gabriel y sus gatos, y su casa en los portales de Itzimná donde el patio se hace selva.

En una de las entrevistas, Manuel Felguérez dice, un poco en broma y un poco en serio, que Gabriel “…se nos perdió, se nos fue a Mérida. Hay que preguntarle a los yucatecos qué tal por ahí…”.

Y Gabriel aquí está y sigue “…con eso de la pintada” como él mismo escribió. Sin embargo el documental, que en su momento circuló en un DVD del cual pudimos hacernos algunos cuantos, hoy no parece estar muy accesible en las plataformas digitales que son las principales fuentes audiovisuales: en una primera búsqueda no fue posible encontrar el vídeo completo, salvo un fragmento de 15 minutos en YouTube que al parecer no tiene sonido, y tampoco en Vimeo, en archive.org ni siquiera aparentemente en la videoteca digital en línea de la Cineteca Nacional de la Secretaría de Cultura. Quizá sea momento que “La revelación de color” esté disponible y de libre acceso. En el cumpleaños de Gabriel, poder conocerlo sería el verdadero regalo para las nuevas generaciones.— María Teresa Mézquita Méndez para “El Macay en la cultura”

 

Síguenos en Google Noticias

Balacera en tianguis de juguetes deja dos muertos y dos heridos

Tesoro histórico y musical para todos