in

El rol de papá, hoy: yucatecos narran su experiencia

Día del Padre

Actualmente, la paternidad atraviesa por un momento particularmente significativo, especialmente cuando se trata de mantener a salvo a la familia del Covid 19.

El confinamiento como medida preventiva de contagio cambió de un solo golpe la forma de interactuar en familia, generando una suerte de convivencia más estrecha e íntima que, bien canalizada, puede traducirse en un fortalecimiento de los lazos que la mantiene unida.

Mañana se celebra el Día del Padre, una fecha para conmemorar y reflexionar el papel que los papás juegan dentro de la familia, ahora, desde una perspectiva mucho más cercana debido al confinamiento por la crisis sanitaria.

Nadie nace sabiendo ser padre, la paternidad se conforma en el día a día y nunca nadie sabe suficiente sobre cómo ser un buen padre. En tiempos de crisis sanitaria por el Covid-19, el papel de la paternidad toma una perspectiva diferente y de mayor compromiso, estar al pendiente de la seguridad en el hogar demanda ser un poco más previsor y anticiparse a los hechos.

Algunos papás compartieron con Diario de Yucatán su sentir en torno a la paternidad y el momento que se vive, la relación familiar en el confinamiento y lo que será la nueva normalidad.

Se les formularon las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el rol del padre en el encierro obligado por la pandemia?
  • ¿Cómo será la función del papá en la llamada desescalada?
  • ¿Ganó algo la familia yucateca en cuanto a la relación de los papás en el hogar gracias a la crisis sanitaria?
  • ¿Cuál es el reto ahora en las familias en torno a la figura del papá?
  • ¿Hay algo para festejar mañana?

A continuación te ofrecemos lo que compartieron los padres de familia.— Emanuel Rincón Becerra

 


Mathieu Brees

Empresario chocolatero belga

El rol de papá durante la pandemia sería explicar a los niños con palabras sencillas qué es un virus, enseñar a cuidarse de él sin entrar en paranoia. Asimismo, renovarse profesionalmente y trabajar para tratar de brincar este bajón económico cuidándose al salir a la calle para no contaminar a la familia.

Con la nueva normalidad, los padres tenemos que dar el ejemplo con la higiene y el cuidado personal, relativizar hechos y usar el sentido común para tomar las mejores decisiones.

Con esta pandemia gané más presencia en el hogar. Convivo más con mi familia: enseñé a mi hijo de 3 años a andar en bicicleta y a nadar. Mi hija de 13 años y yo volvimos a sacar los juegos de mesa. Y puedo apoyar un poco más a mi esposa con nuestra bebe de 6 meses.

¿Cuál es el reto ahora en las familias en torno a la figura del papá? En lo personal, no veo ninguno. Lo que observo en otras familias el reto será de no separarse.

Este año realmente pasaremos un domingo como cualquiera, no podemos negar que estos festejos son “comerciales” cuando uno se acostumbra a comprar un detalle a papá o salir a comer en un restaurante.

Durante este confinamiento mis hijos hicieron muchas manualidades y recibí muchos regalos, el Covid-19 me trajo muchos días del padre.


Iber Rodríguez Castillo

Jefe del parque zoológico del Centenario

Para mí, el rol de papá es hacer equipo con la familia, hacer consenso con todas las personas adultas para el bienestar de los más pequeños.

En mi casa somos mi esposa, mi hijo de 18 años y yo, entonces, entre los tres decidimos cómo compartir espacios, recursos, tiempo, las medidas de desinfección para la casa. También creo importante hablar de lo que cada quien va sintiendo, para que los jóvenes tengan un buen ejemplo de cómo reaccionar ante situaciones tan retadoras como las que estamos viviendo.

Como papá creo importante, durante la desescalada, mantenerme informado para saber qué se requiere y poder actuar responsablemente, a la vez que no fomentar una actitud de miedo ante la nueva normalidad; también es importante hablar en familia para ir actualizando nuestras medidas de protección ante el Covid-19 y así evitar la exposición innecesaria a quienes son más vulnerables al virus, como nuestros propios padres.

Mi familia y yo disfrutamos un poco más de tiempo durante las comidas, que creo que como yucatecos es un momento que valoramos mucho para compartir el día a día. Creo que también fue muy bienvenido el tiempo extra para conocer los gustos de nuestro hijo, ver un poco de televisión juntos y con ese pretexto poder conocer sus puntos de vista sobre diferentes temas, y es que la formación en valores de nuestros hijos es una tarea que es para toda la vida.

La figura de papá ya cambio, una cosa es tener una influencia en los hijos basada en la escucha, el respeto mutuo y el cariño y otra es esa idea de ser autoridad solo por el hecho de ser el padre, cabeza de familia. Creo en una familia basada en la comunicación y los acuerdos compartidos, que sea un ejemplo vivo de los valores que nos hacen buenos ciudadanos.

Hay mucho qué celebrar, pero con sana distancia: el honor de ser padre y poder contribuir a la formación de un hombre de bien y también el orgullo de ser hijo de un gran hombre que me enseñó a ser un papá que desea más que nada la felicidad de su hijo, que se propone confiar en sus decisiones y respetar sus gustos. No siempre es fácil, pero el ejemplo de mi padre es inspiración importante para mí.

El festejo de este domingo es un momento del año para agradecer y reflexionar sobre esta misión tan importante que implica ser padre.

Les deseo a todos una paternidad que sea una oportunidad para disfrutar y crecer juntos cada día.


Pablo Budip Ancona

Bioquímico

Padre y madre deben tener los mismos roles y trabajar en equipo en el hogar, lo que uno hace lo puede hacer el otro, es la mejor forma de trabajar al interior del hogar en estos tiempos.

Cuando se inicie la desescalada, en la nueva normalidad, papás y mamás tendrán que seguir dándole seguridad a la familia, no exponiéndola, procurando condiciones de higiene en casa y el entorno.

En los momentos de crisis hay que sacar lo bueno, la unión y convivencia generada en el entorno familiar: platicar, jugar, no dejarse vencer, etcétera. Hoy hay que valorar al padre como parte de un todo familiar.

Desde luego, el festejo es un reconocimiento y admiración por la persona que nos engendró, es bueno y válido, pero dadas las circunstancias, es algo que puede esperar a otro momento.


Jorge Escalante Bolio

Empresario turístico

El padre de familia debe mantener la unidad y la entereza de la familia. Dando ejemplo de serenidad y confianza en Dios. Mostrando su ayuda y colaboración con los deberes del hogar, siendo de este modo ejemplo para sus hijos, ya que durante el encierro las esposas y madres no contaban con ninguna ayuda más que los propios hijos y cónyuge. Siendo también creativo para organizar actividades que demuestren que la unidad familiar es algo muy valioso en la vida.

En la desescalada, el rol del papá para los integrantes de la familia será primordial por la información que le permite tomar decisiones, para que no venga una actividad sin control por falta de orientación y disciplina.

Ciertamente las familias que supieron llevar con la mayor paz sus relaciones familiares y de pareja, estoy seguro que habrán dado un gran aprendizaje a sus hijos sobre el valor de la familia y el manejo de crisis que les servirá para toda la vida familiar y laboral, así como en su vida social y comunitaria, conscientes de que todos nos necesitamos. Ciertamente, la familia recuperó el lugar que muchas personas e instituciones quieren sustituir.

La figura del papá es insustituible y creo que todo esto ha sido una gran oportunidad para que todos nosotros, los papás, revaloremos también la importancia de nuestros deberes y obligaciones, así como responsabilidades al frente de una familia y seamos más conscientes en cumplirlas.

Hay mucho que festejar a los padres vivos y difuntos que entregaron su vida y esfuerzo por nosotros, y debemos pedirle a Dios que los tenga recompensados en su presencia. También festejamos a todos aquellos sacerdotes y personas que nos han ayudado o guiado en nuestras vidas aunque no sean nuestros padres materiales.

Los católicos nos acordamos especialmente de nuestro papa Francisco. Pero en realidad para mí, todos los días se hace el padre, la madre y los hijos, por eso todos los días hay que festejar a la familia que es lo más valioso que tenemos. ¡Feliz Día del Padre. Abrazos y bendiciones.

Invitación para voltear lanchas en Progreso

Hospital temporal de Valladolid, sin funcionamiento