in

Emotivo canto a Mérida

Las cuatro asociaciones de trovadores de Mérida unieron sus talentos

Entonan juntos 200 trovadores “Las mañanitas”

Son poco más de las 11 de la noche, pero Merida no duerme, espera inquieta como niño en la víspera de la llegada de los Reyes Magos, su cumpleaños número 477.

Sabe bien que, como ha ocurrido en años anteriores, una bella serenata le espera. La ciudad abre los ojos e ilumina con su mirada la Plaza Grande, esa que luce un Nacimiento gigante y está vestida de fiesta.

Los destellos de luces de colores cautivan a los visitantes, y a lo lejos se escucha el rumor de la celebración que se avecina.

En uno de los parques más representativos de la ciudad, el de Santa Lucía, los trovadores y los integrantes del ballet titular del Ayuntamiento se reúnen.

Paulatinamente se llena de decenas de hombres que portan orgullosos las albas filipinas y guayaberas, mientras las mujeres lucen con garbo los ternos bordados en flores y figuras multicolores. Rebozos, flores y moños completan el femenil atuendo.

A las 10 comenzó anoche en Santa Lucía el festejo con la actuación del trío Trovemia, que amenizó la espera de músicos, bailarines y autoridades, mientras llegaba la hora de despertar a Mérida con una serenata.

Un bostezo, un guiño… ella, la ciudad, los siente cerca y finge que duerme para no arruinar la sorpresa.

A las 11 de la noche, más de 200 músicos de las cuatro asociaciones de trovadores de la ciudad, 50 integrantes del ballet titular y juvenil del Ayuntamiento; el alcalde, Renán Barrera Concha, y el director de Cultura, Irving Berlín Villafaña, entre otras autoridades, y ciudadanos en general, avanzan desde Santa Lucía sobre la calle 60 para dirigirse a la Plaza Grande.

Portan flores y velas, y en el trayecto entonan bellas canciones de trova yucateca; no hay pastel, pero Mérida tiene suficientes velitas para soplar y pedir múltiples deseos. Son las 11:30 de la noche, y ahí, frente al Palacio Municipal, la residencia oficial de la festejada, se escucha el rasgar de las guitarras y las primeras notas de “Ciudad blanca”, con la que la asociación de trovadores “Armando Manzanero ” da comienzo a la serenata.

Le sigue “A Yucatán” y luego en voz de los trovadores de la asociación “Guty Cárdenas”, se escucha “Acuarela”: Mérida cómo te quiero, nunca de extrañarte dejo, tu quieta Plaza Mayor, tu hermoso Paseo de Montejo/ tierra linda de leyendas de mi estado capital, Mérida quien te conozca, no te olvidará jamás…”.

El corazón de la ciudad vibra y se emociona, mientras la serenata continua con “Flor con alma”.

Las asociaciones “Pastor Cervera ” y “Pepe Domínguez” le obsequian también su música y canto con temas como “Mérida Colonial”, “Mérida”, “Gota a gota” y “Mi Mérida”.

Ya es la medianoche, y los trovadores se unen en una sola voz que se funde con las de los espectadores, para entonar “Las mañanitas”.

Ella, la ciudad, abre los ojos y sus pupilas se iluminan con los juegos de pirotecnia que estallan multicolores en el cielo, mientras cada estallido acelera el corazón de una Mérida deseosa de celebrar y compartir su historia, cultura y tradiciones, en una fiesta que se extenderá hasta el 27 de enero. La fiesta apenas comienza y Mérida y los meridianos, lo saben.— IRIS CEBALLOS ALVARADO

 

Foto: Ramón Celis.

Emotivo canto a Mérida por su aniversario 477

La voz del pastor: Domingo del tiempo de Navidad