in

En la Carrera Megamedia apoya a los Guerreros

Arriba

Su objetivo es poder volar solos

Que los Guerreros sin límite puedan volar con sus propias alas es el objetivo que Silvia Hernández Ku y Janeth Canul Yam, fundadoras de esta agrupación, pretenden al realizar su labor con personas en sillas de ruedas

Guerreros sin límites, la causa de color morado de la Carrera Megamedia, presentada por Abarrotes Dunosusa, se fundó exactamente hace un año y diez meses para enseñar el uso de la silla de ruedas y practicar gimnasia a fin de fortalecer los músculos.

El grupo se reúne todos los sábados, a las 10 de la mañana, en la Unidad Deportiva del Sur (calle 179-B, de la colonia San Antonio Xluch III, a espaldas de la Preparatoria 3), donde reciben instrucciones de personas capacitadas. La organización, sin fines de lucro, cuenta con 22 integrantes, originarios de Akil, Izamal, Kanasín, Mérida, Tecoh, Ticul, Temax, Teabo y Sacalum.

Silvia Hernández comparte que su objetivo es que los participantes puedan ser independientes y tengan libertad para moverse en todos los aspectos.

Su anhelo es llevar este conocimiento a todos los poblados de Yucatán, por medio de instructores capacitados que ayuden a que las personas aprendan técnicas de cómo subir y bajar rampas, banquetas, escalones, desniveles, entre otros “obstáculos” que se encuentran en su camino cotidianamente.

Guerreros sin límites nació a partir de un curso de Vida Independiente de México que se ofreció en el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE) hace tres años.

“Quedó la inquietud de compartir conocimientos y seguir aprendiendo”, recuerda Silvia Hernández, quien reitera que “tratar de depender lo menos posible de una segunda persona, es uno de los objetivos”.

Su propósito

Indica que una silla de ruedas “activa” ofrece mejor movilidad, en comparación con las que se conocen como “clínicas”, debido a su diseño y material ligero. En la organización el 60 por ciento de los asistentes cuenta con este último tipo de silla.

Es por eso que uno de los deseos del grupo es que todos tengan sillas “activas”, cuyo valor es de $15,000 aproximadamente. Estos aparatos son más ligeros y permiten una mayor libertad de movimiento, detalló por su parte Janeth Canul.— Claudia Sierra Medina

 

Lanzan juguete del muro

Buena respuesta a un llamado