in

En Pompeya vivían perfumados

Foto: Megamedia

Encuentran una bien preservada casa de esencias

GRANADA (EFE).— Arqueólogos españoles encontraron en las ruinas de Pompeya una de las perfumerías mejor conservadas de la época romana, ubicada en una domus del corazón del histórico enclave italiano.

Expertos de la Universidad de Granada, el Instituto Valenciano de Restauración y el Servicio de Investigaciones Arqueológicas Municipal de Valencia trabajan desde hace una década en la antigua urbe del sur de Italia.

Los resultados se publican en un volumen dedicado a los artesanos en la antigüedad del sello editorial “Archaeopress Archaeology”.

El equipo español analizó una oficina de producción de perfumes ubicada en la Casa de Ariadna, domus que se encuentra en el punto neurálgico de Pompeya, que tuvo amplia actividad desde el siglo II antes de Cristo hasta que fue sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79 después de Cristo.

La perfumería estaba en uno de los flancos de la entrada sur de la casa y, aunque inicialmente compartía espacio con otros usos, se independizó y se tenía acceso directo a ella desde una via comercial. “Además de una ingente cantidad de frascos y ungüentarios cerámicos y vítreos, que dan buena prueba de la venta al público de perfumes que se llevaba al cabo en esta tienda, también hemos analizado toda la cadena productiva y arrojar luz sobre cómo se producían estas esencias”, explica Macarena Bustamante-Álvarez, investigadora del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada y una de las autoras del trabajo.

El primer paso para elaborar los perfumes romanos consistía en prensar aceitunas y flores para obtener la base aceitosa del producto.

Con la prensa se extraían los jugos, que se mezclaban en piletas con revestimiento hidráulico junto a gelatinas de origen animal concentradas.

Una vez maceradas, las esencias podían ser embotelladas y estaban listas para su adquisición.

 

De un vistazo

Lanolina

En las instalaciones halladas en Pompeya se preparaban los ungüentos cosméticos usando grasas similares a la actual lanolina, como se deduce de la cercanía de un lugar donde se lavaba y trabajaba la lana.

Ritos funerarios

Además de fines cosméticos e higiénicos, el perfume pudo tener funciones votivas en ritos funerarios o servir de regalo.

Fármaco prometedor

Sepultan el torneo Clausura