in

“¡Encuentra empleo ya!”: estos pasos te ayudarán a superar el desempleo

El reclutador Jorge Muniain

Jorge Muniain ofrece una guía “rápida y fácil”

El desempleo en México va al alza, a pesar de que las instituciones encargadas de generar empleos cada día lancen nuevas vacantes.

Tan solo a principios de octubre, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó que la tasa de desempleo en México para finales de 2020 podría llegar a ser del 11.7 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), todo esto derivado de la crisis económica a causa de la pandemia.

Sin trabajo: ¿qué sigue ahora?

Si bien el panorama parece desalentador, esto podría ser cierto si no se cuenta con las herramientas necesarias, como las que Jorge Muniain —especialista en reclutamiento por más de 20 años— ofrece en su libro “¡Encuentra empleo ya!”.

De acuerdo con el autor, lo primero es asegurarse de tener una red solida de relaciones personales, entre amigos, compañeros, excompañeros de escuela e incluso exjefes.

Los excompañeros de escuela también pueden representar una oportunidad para acercarte a un nuevo trabajo

Estando desempleado NO puede existir la "pena", por lo que mientras más gente conozca tu situación, más rápido encontrarás un nuevo trabajo.

Para Muniain, un buen currículum o una buena entrevista no es garantía para encontrar empleo, pues una persona puede también recomendarte en una empresa o incluso hablarte sobre la situación laboral dentro de la misma.

Relaciones personales: una herramienta para encontrar trabajo

“Sí, estoy completamente seguro de que es más fácil cuando un amigo logra contactarte con otro y se forma una gran cadena de relaciones y también de ayuda. Y siempre es muy satisfactorio ayudar a otros”, señala el autor en entrevista con Diario de Yucatán.

En este punto, es importante destacar que así como muchos están dispuestos a ayudar, es casi imperativo responder con agradecimiento, aún cuando no se logre obtener un puesto.

Buscar empleo, una inversión de tiempo

El autor también recuerda que aún cuando hayas entrado a una entrevista y pienses que esta fue bien, no hay que bajar la guardia y es necesario seguir buscando como si aún no hubiera una puerta abierta.

Considera que el éxito en un búsqueda de trabajo está determinada en el tiempo que se invierte en la misma. Una hora revisando sitios o enviando tu currículum será mucho menos efectiva que invertir seis o siete. A mayor tiempo, mayor probabilidades de triunfo.

¿Qué hacer si no me llaman después de una entrevista de trabajo?

En su experiencia como reclutador, Jorge Muniain sabe que los candidatos también necesitan y merecen una retroalimentación sobre qué falló para no obtener al final un puesto.

“Es verdad que son pocas empresas las que ofrecen dar una retroalimentación de su candidato y esto tiene que ver con que muchos reclutadores reciben más de 100 solicitudes para un puesto y es difícil acordarse de cada uno, además de que a veces no se cuenta con las herramientas necesarias".

Una retroalimentación sobre qué salió mal en una entrevista, habla bien de una empresa

"Pero si sucede (decir qué salió mal de la entrevista), es una buena señal, porque quiere decir que sí hay un interés en el candidato. Un punto muy importante es que las empresas también generan una buena imagen con las buenas experiencias que se llevan sus candidatos”.

¿Debo aceptar un trabajo "por mientras"?

En México es común que los recién egresados o los veteranos desempleados desistan de buscar un puesto afín a sus metas y que la presión de obtener un ingreso económico los lleve a laborar en sectores lejanos a los suyos.

En México es común ver a taxistas con títulos universitarios, al no encontrar trabajo en empresas afines a sus proyectos

Al respecto, Muniain es claro con su propuesta: “No lo recomiendo, entiendo que un ingreso económico es necesario, pero en la mayoría de los casos esto solo hará que regresen pronto a las filas del desempleo”.

Considera que es posible estar en un sector contrario a tus intereses, siempre que no se pierda de vista cuáles son tus objetivos y metas.

A veces solo tienes que invertir un poco más de tiempo en tu búsqueda de trabajo para llegar a donde debes”.

El desempleo es un duelo: acéptalo, llora y sana

A título personal, me hubiera gustado tener este libro hace dos años cuando con una bebé en brazos mi marido perdió su trabajo.

Este libro me ayudó a entender que el desempleo sí se vive como un duelo que conlleva diferentes etapas y que requiere un proceso para poder sanar y recuperarse.

“Definitivamente, la salud y el empleo van de la mano de la estabilidad. Muchas veces no sabemos cuándo necesitamos de un libro, un coach o motivador para sacudirnos y continuar”, valora el propio Muniain.

El autor recuerda que el desempleo es una oportunidad y un estado pasajero como el duelo mismo.

La vida sigue, no estás solo y tu siguiente oportunidad para crecer está ahí afuera, tal vez solo estás en una carrera larga a la meta.

Te puede interesar: Programas de trabajo en las empresas

Una peregrinación para venerar a San Judas Tadeo en Ciudad de México (EFE)

En México hay más de 50 mil casos activos de Covid-19

"Dinosaurio" atiende cafetería en San Luis Potosi