in

Erradican una mutación del nuevo coronavirus

Foto: Megamedia

Las autoridades danesas levantan las restricciones

COPENHAGUE (EFE).— Las autoridades sanitarias dieron por “erradicada” la mutación de coronavirus encontrada en visones, que podría amenazar la eficacia de futuras vacunas, y levantaron las últimas restricciones regionales decretadas hace dos semanas en la zona más afectada.

“La secuenciación de pruebas positivas muestra que no se han encontrado más casos de Cluster 5 desde el 15 de septiembre, por lo que el Instituto Serológico considera que esta variante se ha extinguido con gran probabilidad”, señaló ayer en un comunicado la Dirección General de Salud.

Las autoridades danesas ya habían eliminado el viernes 13 pasado algunas de las restricciones decretadas en siete municipios del norte de Jutlandia y que en principio debían estar vigentes hasta el 3 de diciembre.

Desde ayer y hasta el lunes se reabren todas las instituciones culturales y deportivas, restaurantes, bares, escuelas e institutos; se reanudará el transporte colectivo y ya no regirá la recomendación a los habitantes de esas localidades de no desplazarse a otras partes del país.

El gobierno danés anunció el miércoles 4 las medidas y ordenó el sacrificio de los 15 millones de visones de las granjas de Dinamarca, primer productor mundial, tras haberse detectado cinco mutaciones del virus que debilitan la capacidad para crear anticuerpos, entre ellas la llamada Cluster 5.

La medida provocó una crisis política en este país nórdico, al revelarse que el gobierno no tenía cobertura legal para ordenar el sacrificio obligatorio de todos los animales, solo donde se hubiera detectado contagio o en su zona próxima.

Aunque el Ejecutivo socialdemócrata cerró a principios de semana un acuerdo con varios partidos de centroizquierda para impulsar una reforma legal, las presiones de oposición y aliados obligaron ayer a dimitir al ministro de Agricultura y Alimentación, Mogens Jensen.

 

La sabermetría no te hace ganar campeonatos

Cartón de Tony: Predicando con el antiejemplo