in

La cultura maya lo inspira

Sobre estas líneas

“Es fenomenal”, dice el director de la serie “Maya y los tres”

“Rosa Salvaje”, Jorge R. Gutiérrez te da las gracias.

A las caricaturas y telenovelas que vio en su niñez, entre ellas la protagonizada por Verónica Castro, atribuye el director mexicano haber aprendido a enganchar al público a sus trabajos audiovisuales, el más reciente de ellos la serie animada “Maya y los tres”, que el próximo viernes 22 se estrenará por Netflix.

Gutiérrez, director asimismo de la película “El libro de la vida” y la serie “El Tigre: Las aventuras de Manny Rivera”, señala que la manera en que los melodramas terminan cada episodio dejando al espectador con “hambre” de saber cómo seguirá el relato le ha servido para escribir sus guiones.

“Agradezco a que de niño vi mil novelas mexicanas y caricaturas”, dice en respuesta a una pregunta del Diario en reciente encuentro virtual con medios. “Las novelas me enseñaron a terminar un episodio y dejar con ‘hambre’ para el que sigue; o sea, gracias ‘Rosa Salvaje’ por iluminarme (ríe). Esa escuela me ayudó muchísimo”.

“Maya y los tres” consta de nueve episodios de 30 minutos cada uno y su desarrollo lo compara el director con servir en la mesa nueve platillos, “que te esté gustando uno y te lo quitamos, ¡y el que sigue!; que te quedes con hambre después de cada platillo y al final llores con el postre”.

El apego a la historia, la necesidad de continuar viéndola hasta el final es una de las reacciones que despierta en la audiencia la producción animada, que llega al servicio de streaming luego de tres años de preparación.

La animación, indica Gutiérrez al Diario, es “para muchos niños el primer contacto que tienen con el cine y con las narrativas visuales; me encanta la idea de que la animación le puede gustar a toda la familia”.

“Los niños, cuando están creciendo, están formando su visión del mundo. Y como director es una responsabilidad gigantesca presentar proyectos, especialmente en México, que hagan a los niños ver hacia adentro, al pasado, darse cuenta que vienen de un país mágico y todos pueden ser héroes”, apunta.

Las producciones de Jorge F. Gutiérrez rebosan humor, que él distribuye con perspectiva de médico. “Como un doctor, veo al paciente y digo: ‘Va a necesitar una medicina acá, le duele la rodilla por esto’...”, lo que, según explica, equivale a reflexionar si “esta escena es muy fuerte, va a pasar algo muy triste, entonces necesitamos un chiste antes de lo triste, y luego tenemos que romper esa tensión con otro chiste”.

“Primero empiezo con el drama y luego con los chistes, los vamos metiendo orgánicamente, siempre tienen que salir de los personajes. Como buen papá, me la paso haciendo ‘dad jokes’, pero me quitan la mayoría, los que sobreviven son los mejores; me la paso ‘pitcheando’ chistes”.

Los personajes de “Maya y los tres” fueron escritos en específico para los actores que les prestan sus voces, entre ellos Zoe Saldaña, la protagonista Maya en la versión en inglés (Sandra Echeverría la hace en español); Alfred Molina, Mictlán; Joaquín Cosío, Camazotz; Danny Trejo, Cabrakán; Rosie Pérez, Cipactli; Cheech Marín, Hura y Can; Wyclef Jean, el Gran Brujo, y Queen Latifah, la Gran Bruja.

Otros hacen el mismo papel en los dos idiomas, como Diego Luna, quien es el príncipe Zotz; Gael García Bernal, los hermanos Jaguares; Kate del Castillo, la diosa Micté; Rita Moreno, Ah Puch, y el propio Jorge R. Gutiérrez y Sandra Equihua, consultora de creación del filme, quienes dan voz al rey y la reina Teca, esposos como ellos en la vida real.

Dirigir a actores cuando de ellos solo se va a percibir la voz plantea sus propios desafíos, admite Gutiérrez al Diario. “De la voz tiene que salir todo; si alguien dice una palabra y sonríe, tú la sientes; si alguien está llorando tiene que hacer la voz de cierta forma para que se sienta el dolor pero tampoco sea tan real que no se entienda. Es otro proceso. A la mayoría de los actores les gusta porque pueden hacer experimentos, se divierten muchísimo”.

Antes de trabajar con Netflix, el director lo hizo con otros estudios de peso: 20th Century Fox —ahora propiedad de Disney— para “El libro de la vida” y Nickelodeon para “El Tigre”. Así que por experiencia sabe que se puede defender el enfoque artístico de una producción audiovisual que busca ser un éxito de público.

“Hay directores que han hecho trabajos increíbles, como Guillermo del Toro con ‘Blade 2’, esa película no puede ser más Guillermo y encaja perfectamente en lo que necesitaba Marvel en esa época; ‘Thor: Ragnarok’ de Taika (Waititi) y James Gunn con ‘Guardians of the Galaxy’, son directores que escriben. Puedes vivir en esos universos y hacer tu versión personal”, subraya.

Desde que comenzó la promoción de su nueva serie Jorge R. Gutiérrez ha dicho que uno de sus libros preferidos es el “Popol Vuh”, que resultó “una inspiración gigante” para “Maya y los tres”, en especial la leyenda de los gemelos Hunahpú e Ixbalanqué, que son retados por los dioses del inframundo. “La cultura maya es fenomenal”, manifiesta.

“Me ha tocado ir desde niño a Yucatán, conocer las ruinas. De Tulum, que te lo platiquen y que lo veas es otra cosa, no hay como caminar y sentir la energía de las ruinas, es impresionante”.

“La cultura maya siempre ha sido una gran inspiración” y alude a ella incluso en el nombre de la protagonista, que, como señala Gutiérrez, es el apelativo femenino más común del planeta. “Existe en África, Europa y, obviamente, Latinoamérica. Me encantó la idea de que el nombre Maya represente a la humanidad”.— Valentina Boeta Madera

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Clinton deja el hospital

Cartón de Tony: El enemigo como coartada