in

Eventos culturales que destacaron en 2021 y el por qué

eventos culturales 2021-destacada
Este es el recuento de los eventos culturales que marcaron a Yucatán y al mundo en 2021

El año 2021 proyectó luces y sombras sobre la vida cultural de Yucatán y el mundo, que celebraron las noticias de premios y puertas abiertas al éxito y lamentaron las trabas a la actividad artística y la pérdida de varios exponentes.

Éste fue el año en que se dijo adiós a Almudena Grandes, Ermilo Torre Gamboa, Manuel Lizama, Sergio Esquivel, Tony Espinosa y José (Pepe) Vadillo Vázquez; al igual que a Vicente Rojo, Mario Lavista y Almudena Grandes, entre otros pintores, músicos y escritores que imprimieron su huella en el acontecer del Estado, el país y el mundo.

Yucatán destaca en la danza en 2021

Pero fue también el año en que Yucatán sumó varios éxitos en la danza. El 1 de marzo, Alec Reyes Manzo y Braulio Fernández Manzanilla se unieron al cuerpo de baile de la Compañía Nacional de Danza (CND); de la que ya formaban parte las yucatecas Ana Laura Pérez Várguez e Ixchel Gómez Sandoval.

Braulio y Alec comenzaron sus estudios de ballet en Mérida y posteriormente coincidieron en Córdoba, como alumnos del programa En Pro del Talento Veracruzano (ProVer). Con la CND, que dirigen Elisa Carrillo y Cuauhtémoc Nájera, ambos interpretaron este año coreografías clásicas y contemporáneas en el Palacio de Bellas Artes y el Centro Nacional de las Artes (Cenart), entre otros foros.

En mayo en Tampa, Florida, Ana Lorenza Blanco Peniche conquistó con 11 años de edad el tercer lugar en la categoría precompetitiva del Youth America Grand Prix, la primera yucateca en figurar en la lista de ganadores de la competencia internacional. Alumna de la escuela Chassé Ballet, en el certamen presentó una variación de “La fille mal gardée” y la pieza contemporánea “The Rose”, de Alhlen Guillermo.

En agosto, Paola Patricia Hernández Ramírez se integró al United Ballet Theatre de Orlando, Florida. A la joven yucateca, graduada de la Escuela Nacional de Ballet de Cuba, la suspensión de actividades no esenciales por la pandemia del Covid-19 la obligó a replantearse sus opciones profesionales y; con la ayuda en Mérida de la maestra Delia Brito González, se postuló a la compañía estadounidense; en la que fue admitida por el director Joseph Gatti.

A principios de este mes Susana Sánchez Romero, originaria de Progreso, actuó en funciones de “El Cascanueces” con el Syracuse City Ballet de Nueva York, del que es director artístico interino otro yucateco, Aldo Kattón Santiago. En octubre comenzó a ensayar con la agrupación el clásico de Navidad, que se presentó en The Oncenter Crouse Hinds Theatre.

¿Qué espectáculos musicales dejó el 2021 a Yucatán?

En música, 2021 será recordado por dar a los yucatecos la oportunidad de escuchar a Javier Camarena en el Teatro Peón Contreras. El tenor veracruzano, presencia habitual en los programas de la Metropolitan Opera House de Nueva York, la Royal Opera House de Londres y el Teatro Real de Madrid, hizo escala en Mérida el 15 de septiembre, como parte de la gira nacional “Tiempo de cantar”.

“En hora y media, entre ensueños operísticos, atisbos de zarzuela y piezas de la canasta popular; el tenor con residencia en Zúrich nos reunificó en admiración ante el hechizo de su sólida profesionalidad”, escribió el cronista de la ciudad Jorge H. Álvarez Rendón del concierto, en el que también fue testigo de “un teatro unánimemente puesto en pie y con euforia manifiesta, como la bitácora del cronista ha registrado pocas veces”.

El Macay protagonizó el mayor escándalo cultural del 2021

Además de afrontar la pérdida de algunos de sus exponentes de mayor trayectoria, las artes plásticas se vieron agitadas por la denuncia pública que la dirección del Museo de Arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán (Macay) hizo de la falta de cumplimiento por el gobierno del Estado del acuerdo de financiamiento del recinto.

A finales de julio, el director del Macay, Rafael Pérez y Pérez, dio a conocer que la Secretaría de la Cultura y las Artes le había informado que no se contaba con recursos para sufragar la operación del museo, algo a lo que el Ejecutivo está obligado por convenio firmado en 1993.

También recordó que los fondos asignados al Macay se habían reducido con el tiempo, como lo demostraba que, en contraste con los 16 millones de pesos recibidos en 2016, al museo se le habían garantizado tan solo dos millones para la operación del primer semestre de 2021.

La falta de acuerdo entre las dos partes condujo al cierre simbólico del recinto el 28 de julio, con un acto en que Pérez y Pérez acusó al gobierno del Estado de cometer un “culturicidio”. A principios de agosto, Elba García Villarreal, presidenta de la Fundación Cultural Macay, encabezó una rueda de prensa en la que abordó el tema y, entre otras cosas, dijo que tratarían de mantener abierto el espacio.

Después de unos meses el Macay consiguió retomar actividades, aunque de una manera limitada: ahora abre únicamente los lunes y sábados para ofrecer visitas guiadas por su exposición permanente, al igual que talleres, en coordinación con la Licenciatura en Artes Visuales de la Uady.

La literatura también tuvo un escándalo en 2021

Los premios Cervantes y Planeta de literatura se otorgan cada año y, fuera del nombre del ganador, poco hay de inesperado en su cobertura. Pero este año ambas distinciones dieron de que hablar más allá del anuncio de sus galardonados.

En noviembre de 2020 se supo que el poeta español Francisco Brines era el ganador del Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes, que concede el Ministerio de Cultura de España. Por costumbre, el reconocimiento se otorga en la Universidad de Alcalá de Henares el 23 de abril siguiente, por ser fecha del fallecimiento del autor de “Don Quijote”. Sin embargo, la delicada salud de Brines, octogenario, motivó que el acto de este año se cancelara y, en su lugar, los reyes Felipe VI y Letizia se trasladaran el 12 de mayo a la finca familiar del escritor en Valencia para poner en sus manos la escultura y la medalla correspondientes.

Ocho días después, el poeta de la Generación de los 50 falleció en el Hospital de Gandía, donde lo habían ingresado para operarlo de urgencia de una hernia.

Aunque el Cervantes, dotado con unos 140 mil dólares, es el premio de más prestigio de las letras en español, es el Planeta de Novela el que más dinero concede al ganador. Este año, dos hechos atrajeron más atención de la habitual a la distinción.

Uno fue el anuncio, el 14 de octubre, de que el monto del premio pasaba de 601,000 euros a un millón, cifra superior incluso a la del Nobel de Literatura (éste otorga un millón de dólares, es decir, unos 882 mil euros).

Al día siguiente se entregó el Planeta en una ceremonia en Barcelona, en la que la principal sorpresa no fue saber quién lo había ganado —Carmen Mola, por “La bestia”—, sino descubrir que la autora distinguida era en realidad el seudónimo de un equipo de tres varones: Jorge Díaz, Antonio Mercero y Agustín Martínez.

Lee también: Desvela el Premio Planeta un secreto

El talento de los escritores no entró a debate, pero sí los argumentos que dieron para justificar el perfil que se habían inventado: el de una madrileña nacida en 1973; profesora universitaria y deseosa de mantener el anonimato para “seguir viviendo tranquila”. Algunos salieron en defensa de la estrategia comercial de los autores, pero otros cuestionaron que recurrieran a estereotipos de género.

También les criticaron que se atrevieran a afirmar que las mujeres tienen ventaja sobre los varones en el mundo editorial.

En reacción a la identidad desvelada, la librería madrileña Mujeres y Compañía retiró todos sus ejemplares de Carmen Mola; por ya no corresponder sus obras a la especialidad del negocio y porque; como sus responsables publicaron en redes sociales, “Mola más que los señores no lo ocupen todo” (“gusta mucho más que los señores...”).

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

El paquete fiscal entra en vigor: impuestos, leyes y presupuestos

Año Nuevo 2022: Así amanecen las calles de Mérida (fotos)