in

Vuelven a sonreír

Amairani Alcántar Bacab (izquierda) y Jénnifer Carrillo Chi

Exitosas cirugías a corazón abierto en dos pequeñas

Saber que sus hijas tenían enfermedades congénitas del corazón trastocó la vida de las familias Carrillo Chi y Uc Pérez, que, con nerviosismo por no saber qué pasaría, confiaron en los médicos que practicaron intervenciones quirúrgicas delicadas y de alto riesgo.

Las operaciones a corazón abierto se efectuaron en mayo pasado en el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (Hraepy) y hoy son parte de sus historias de éxito.

Uno de esos casos fue el de Jénnifer Carrillo Chi, de dos años y medio, hija de los esposos Renán Alberto Carrillo Dzul y Julisa Chi Montes. La niña fue diagnosticada con tetralogía de Fallot, que se refiere a cuatro fallas en el corazón.

Tenía tan solo tres meses cuando en los controles pediátricos de rutina el médico alertó a sus padres del padecimiento. Así comenzó un peregrinar por hospitales para someter a la pequeña a estudios diversos que corroboraran el diagnóstico.

Mientras eso ocurría Jénnifer comenzó a presentar cuadros en los que quedaba morada. En una de esas emergencias, en un hospital privado indicaron que debía ser intervenida de inmediato y ofrecieron efectuar la cirugía por $75,000, recursos que la pareja no tenía.

Fue entonces que una persona les habló de solicitar el Seguro Popular a fin de que fueran atendidos en el Hraepy, lo cual hicieron.

Fueron momentos difíciles para los padres, según cuentan; durante las ocho horas que tardó la cirugía, realizada el 28 de mayo, temieron escuchar de los médicos que su hija no había soportado la operación. Pero todo salió bien, y hoy la pequeña se encuentra recuperándose adecuadamente.

Arterias

En el caso de Janet Monserrat Uc Pérez la situación fue dramática, pues al nacer le detectaron una trasposición de grandes arterias, lo que significa que los conductos de la aorta y pulmonar estaban conectados a los ventrículos equivocados.

Óscar Uc Pool y Marbella Pérez López, padres de la pequeña, ahora de tres meses de edad, relatan que su hija dejó de respirar a los pocos minutos de nacer y así descubrieron el problema.

Marbella vivió momentos de angustia, pues ella presentó una fuerte hemorragia durante el alumbramiento, por lo que no supo más de su bebé sino después.

La pareja de Cozumel de inmediato canalizó su caso al Hraepy. A Janet la operaron a los seis días de nacida, el 14 de mayo. La cirugía también fue un éxito y la pequeña se encuentra ahora en buen estado de salud.

Óscar Jesús Gutiérrez Camarena, cirujano cardiotorácico pediátrico, quien estuvo a cargo de las dos cirugías, señala que estos casos son complejos porque, el primero, hay que corregir cuatro problemas en una sola intervención y, el segundo, por la edad de la paciente, de apenas unos días de nacida, lo que significa que se atiende un órgano muy pequeño para el que se requiere instrumental especializado.— Iris Ceballos Alvarado

Detalles

Las operaciones se practican de manera gratuita a los menores de edad que cuentan con el Seguro Popular.

Preparación

El doctor Óscar Jesús Gutiérrez Camarena dice que en ambos casos se contó con un equipo médico, de anestesia y apoyo quirúrgico bien preparado.

Nueva cirugía

Respecto de la tetralogía de Fallot, indica que en 30% de los casos es posible que después de la primera cirugía haya una segunda si se requiere colocar la válvula del corazón en posición pulmonar.

Evolución

Al parecer ése no será el caso de Jénnifer, quien evoluciona favorablemente.

Apaleados, caen de la cima

Cartón de Tony: si no puedes con el enemigo…