in

Falso médico asesino que inspiró exitosa novela no saldrá libre

Jean-Claude Romand, el falso médico que asesinó a su familia. Foto: Le Parisien
Jean-Claude Romand, el falso médico que asesinó a su familia. Foto: Le Parisien

PARÍS (EFE).- La Justicia francesa rechazó este viernes conceder la libertad condicional a Jean-Claude Romand, el falso médico que en 1993 asesinó a sus hijos, a su mujer y a sus padres tras haberlos engañado sobre su profesión durante 18 años, al que el escritor Emmanuel Carrère inmortalizó en su obra “El adversario”.

Romand, que actualmente tiene 64 años, fue condenado a cadena perpetua en 1996, pero podía optar a la libertad condicional desde 2015.

El Tribunal de Aplicación de las Penas de Châteauroux (centro de Francia) estimó que su salida no podía garantizar “un justo equilibrio entre el respeto de los intereses de la sociedad, los derechos de las víctimas y la reinserción del condenado”.

Romand había hecho creer a su familia que era un médico de prestigio que trabajaba en Ginebra para la Organización Mundial de la Salud (OMS) y financiaba su acomodado nivel de vida con los ahorros que su entorno le confiaba para que los invirtiera en Suiza.

La sucesión de mentiras había comenzado tras no presentarse a los exámenes de segundo de Medicina y no cesó desde entonces.

Nunca permitió que su mujer le contactara en el trabajo y pasaba su supuesta jornada laboral en alguna cafetería, la biblioteca o su coche.

A sangre fría

Marido entregado y padre atento, pasó a la acción el 9 de enero de 1993, consciente de que su estafa estaba a punto de ser desenmascarada.

En Prévessin, el pueblo francés junto a la frontera suiza en el que vivía, mató primero a su esposa en el domicilio familiar golpeándola con un rodillo de amasar y disparó posteriormente a sus hijos, de cinco y siete años.

Después se dirigió a la casa de sus padres, a los que también asesinó, abatió también a su perro y fue a París al encuentro de una antigua amante que desde hacía tiempo le reclamaba el dinero entregado.

La intentó asesinar pero sus súplicas le echaron atrás y su periplo asesino acabó el 11 de enero de ese año, de nuevo en Prévessin, donde quiso suicidarse ingiriendo una dosis alta de barbitúricos y prendiendo fuego a la casa, en la que los bomberos le hallaron inconsciente.

Carrère y él se comunicaron por carta durante años y se vieron en persona una vez, y el resultado de esos intercambios y las conclusiones del juzgado dieron como resultado “El adversario” (2000), un éxito de ventas que traza su vida e intenta adentrarse en sus motivaciones.

El rapero 21 Savage. Foto: Rolling Stone

Reúnen 400 mil firmas para liberar al rapero 21 Savage

Combatirían el envejecimiento con fármaco contra VIH. Foto: Clarín

Combatirían el envejecimiento con fármaco contra VIH