in

Fiesta con el “rey del trombón”

Willie Colón pone a bailar a Mérida a sus 477 años

Después de casi cuatro años de su última presentación en la entidad, Willie Colón se reencontró anoche con su público yucateco, que cantó y bailó sus grandes éxitos.

Programado dentro del Mérida Fest, el concierto del “malo del Bronx”, como también se conoce al salsero neoyorquino, no sólo fue para festejar los 477 años de la fundación de la ciudad sino también sus 50 años de carrera artística.

Fue en punto de las 8 de la noche cuando el “rey del trombón” subió al escenario, ocasionando gritos y aplausos entre las cientos de personas que desde temprano ocuparon el área frente al escenario instalado en la esquina de las calles 60 y 63.

Por allí se vio a muchos turistas y gente de Cuba, Colombia y Venezuela que se contagió con el ritmo caribeño de un popurrí de la época de Héctor Lavoe, y que incluyo las canciones “Che che colé”, “Barrunto”, “Te conozco bacalao” y “Calle Luna, calle Sol”.

Fue el principio de una noche sabrosa y fresca en la que sobraron los suéteres y chales por el calor humano que se generó en el mero corazón de la ciudad que ya se había convertido en una pista de baile. Incluso, en el área donde se instalaron sillas, algunas parejas aprovecharon los estrechos pasillos para darle vuelo.

El mismo cantante se dijo contento de festejar los 477 años de Mérida, tanto, que se animó a hacer un solo con su trombón, entre gritos y aplausos.

Para las siguientes canciones ya no importaba si se estaba cerca del escenario, por la Catedral o el asta bandera; lo que importaba era que la música suene y no pare, lo que importaba era bailar, sentir la salsa y disfrutar.

En la entrada del Pasaje de La Revolución unas veinte personas hicieron su propio show bailando en círculos e intercambiando parejas mientras sonaba “Mi sueño” y “Oh, que será”.

La verdadera euforia llegó cuando con los acordes de “Talento de televisión”. Hasta los que estaban muy atrás gritaron “¡wow!” y entonces la gran mayoría se dispuso a bailar, explotando en aplausos cuando por fin acabó la canción.

Pero los ánimos no quedaron allí, al contrario, subieron de tono con “El gran varón”, que ya no sólo motivó a bailar a los asistentes, sino también a cantar.

Y al acabar la canción Willie Colón agradeció al público por su presencia y entonó “Me voy”, con la que se despidió, pero ante el insistente grito de “otra” regresó al escenario para interpretar “La murga”.— Iván Canul Ek

 

Lesionado en Sitilpech

Sólidas promesas de postcampaña