in

Un rey fiel a su amada esposa

Frank Fernández

Frank Fernández habla de Carlos V en una charla

Viajes y guerras definen al rey Carlos I de España y V de Alemania, hijo de Juana “La Loca” y Felipe “El Hermoso” y nieto de Isabel “La Católica”, quien financió la expedición del navegante Cristóbal Colón.

El monarca, presente en el imaginario popular por una marca de chocolate, fue tema de la charla que Frank Fernández, articulista del Diario, ofreció anteanoche en la Casa de España.

Frank Fernández ventiló la vida del rey, cuya imagen inmortalizó Tiziano en algunos cuadros, entre ellos el de “Carlos V” que realizó en 1548 y que actualmente se encuentra en la Pinacoteca Antigua de Munich.

Con esa imagen proyectada en una pantalla, Frank dio inicio a su charla, explicando que el rey pedía a sus retratistas que lo plasmen con la boca cerrada, pues en la vida real, debido a una prominente mandíbula, casi no la podía cerrar. También trató de ocultar el defecto con una espesa barba.

Tras hablar del físico del monarca, Frank habló de su linaje español por la línea materna y alemán o del Sacro Imperio Romano Germánico por la paterna.

Contó que Carlos V nació el 24 de febrero de 1500, en plena transición de la Edad Media y el Renacimiento. En la víspera, relató, hubo una fiesta en el palacio de Gante, Flandes, y por ahí de las 3 de la madrugada Juana comenzó a sentirse indispuesta y se retiró a su alcoba, pensando que algo que comió le hizo mal, lo que no sabía es que estaba comenzado su labor de parto.

Antes de que cumpliera un año de edad, su padre lo nombró Duque de Luxemburgo y Caballero de la Orden borgoñana. De Borgoña, que en aquel entonces era más rica que toda Francia, era María, su abuela.

Sus primeros años Carlos vivió en Flandes hasta donde su abuelo Fernando “El Católico”, consciente de que Carlos algún día ocuparía el trono de España, envió a Luis Cabeza de Vaca para que instruyera al príncipe en el lenguaje y costumbres españolas.

Mencionó que durante el reinado de Carlos sucedieron la Guerra de las comunidades y la Guerra de las germanías.

Frank Fernández abordó también algunas situaciones vividas por los familiares de Carlos I, como el hecho de que su abuelo Fernando “El Católico”, tras la muerte de la reina Isabel, se casó con Germaine de Foix, quien muchos años después, cuando enviudó, tuvo una relación con Carlos, a quien le dio un hijo.

Carlos, dijo Frank, fue muy mujeriego y tuvo muchas mujeres y muchos hijos, pero solo se casó con Isabel de Portugal, a quien quiso mucho y con quien procreó siete hijos. Fue tanto el amor que en el tiempo que duró el matrimonio (hasta la muerte de Isabel) Carlos no le fue infiel, al menos, ningún historiador ha dicho lo contrario.

La quiso tanto, aseveró Frank, que en su lecho de muerte le prometió que no volvería a casarse “y lo cumplió, aunque sí tuvo otras mujeres”.— Iván Canul Ek

Segregada por años

En la charla, Frank Fernández también habló de cómo Fernando “El Católico” ordenó el encierro de su hija Juana, mamá de Carlos V, en el palacio de Tordesillas donde permaneció 46 años hasta su muerte en 1555. Y de los sucesos que llevaron a que Juana sea llamada “La Loca”.

Público numeroso

Entre los asistentes estaban Héctor Navarrete, presidente de la Liga de Acción Social; la exalcaldesa de Mérida Ana Rosa Payán y el pintor Rubén Calderiuz.

Fue un golpe de realidad