in

Gesto de cariño al prelado

Bertha Aldana Guillermo y el presbítero Roger Castilla Segura

Darán el nombre del arzobispo a una plaza cívica

La parroquia Corpus Christi de la colonia Bojórquez rendirá homenaje al arzobispo de Yucatán, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, con la inauguración de la Plaza Cívica Parroquial con el nombre del prelado en una ceremonia que se realizará este sábado 14 a las 5 p.m.

El programa incluirá la bendición del sitio y la develación de la placa alusiva hecha de mármol.

“La Plaza Cívica es el primer sitio en la Arquidiócesis que lleva el nombre de monseñor Gustavo Rodríguez, quinto arzobispo de Yucatán con cuatro años de servicio episcopal en esta tierra”, indica el presbítero Roger Castilla Segura, párroco de Corpus Christi.

El gesto de ponerle el nombre de monseñor al lugar “es en homenaje a su entrega, la labor que realiza desde su llegada, su sensibilidad en su labor pastoral, su preocupación por el pueblo”.

El padre Roger Castilla remarca la visita que hizo el arzobispo a las comunidades del sur de la entidad, ya que el párroco sirvió en las comunidades que pertenecían a la parroquia de Tekax y conoce las necesidades que hay en esos lugares.

El entrevistado dice que la explanada de la parroquia necesitaba el remozamiento porque estaba muy deterioda y decidieron darle el nombre del arzobispo, con el apoyo de personas de la comunidad “Le pregunté (a monseñor), lo pensó dos veces y luego dijo ‘está bien’; aceptó con sencillez que lleve su nombre”, recuerda el sacerdote de la plática con el prelado, quien el sábado 14 estará rodeado de los alumnos de catecismo de la parroquia durante el sencillo evento.

La Plaza Cívica Parroquial tiene 611 metros cuadrados y el remozamiento se realizó con 215 mil pesos aproximadamente. La obra incluyó piso nuevo, bancas, pintura y cambio de iluminación, lo que dio una nueva imagen.

La terraza se usaba, reitera, y se seguirá usando.

Los usuarios de las instalaciones —que incluye algunos salones— son los alumnos del catecismo, las adultos de la tercera edad que participan en un programa del Ayuntamiento y las personas que asisten a las pláticas para bautismo, matrimonio y noviazgo.

Bertha Aldana Guillermo, coordinadora general de la parroquia, expone que la comunidad está muy contenta y agradecida con esta obra. “En la parroquia se han hecho mejoras, pero no con la velocidad con las que se han hecho con el padre Roger Castilla; la gente está contenta y de acuerdo para que la Plaza Civica Parroquial lleve el nombre del arzobispo de Yucatán”, finaliza.— Claudia Sierra Medina

Fue un golpe de realidad