in

El último de singular año

La Luna en fase creciente ilumina la colina Chandragiri

Habrá eclipse de Luna penumbral parcial el día 30

El próximo lunes 30 se registrará el último eclipse penumbral de Luna del año, que será visible en Yucatán y con el que se completará un período atípico de cuatro de esos fenómenos.

Fue el 10 de enero cuando tuvo lugar el primer eclipse prenumbral de 2020. El segundo fue el 5 de junio. Ninguno de los dos fue visible en el Estado. El tercero ocurrió el 5 de julio y sí pudo observarse en la entidad.

El del lunes 30 también será visible, de acuerdo con cálculos del investigador Eddie Salazar Gamboa, quien añade que este año ya hubo también un eclipse de Sol (el 20 de junio) y se tendrá otro el 14 de diciembre. Al primero no se le vio en Yucatán y el próximo tampoco será observable en la región.

Respecto del eclipse prenumbral de Luna, Eddie Salazar precisa que comenzará a la 1:32 de la madrugada del lunes 30. La parte media del fenómeno, a la que se considera el punto máximo, tendrá lugar a las 3:42. El eclipse finalizará a las 5:53.

La duración total será de cuatro horas y 21 minutos.

Cono de sombra

Salazar Gamboa recuerda que en un eclipse penumbral la Luna entra al cono de la penumbra que se forma al interponerse la Tierra entre su satélite natural y el Sol. Como no entra a la umbra, la parte más oscura del cono, la Luna se ve grisácea, como si perdiera brillo.

El lunes 30, un 82.85% de la superficie del satélite pasará por la zona de penumbra.

Para que se registre un eclipse total de Luna ésta debe estar en fase llena cuando la Tierra se interpone entre el satélite y el Sol.

Salazar Gamboa indica que, generalmente, en un año se reportan más eclipses de Sol que de Luna. Los primeros son más difíciles de apreciar, porque solo pueden observarse en una franja de la superficie terrestre, mientras que los de luna se ven en el 50% de la Tierra.

En promedio hay 42 eclipses en un período de 19 años; de Sol hay al menos dos y como máximo cuatro anualmente, al igual que de Luna. El período “anual” en que ocurren los eclipses es de 346.6210 días.

El investigador explica que los eclipses han permitido comprobar teorías físicas, como la de la relatividad de Albert Einstein, además de que han servido para determinar fechas históricas, como la inauguración del Templo del Sol en Teotihuacán y la crucifixión de Jesús, que se cree sucedió el día de un eclipse parcial de Luna visible desde Jerusalén, el 3 de abril del año 33.

En 2021, el primer eclipse de Luna será total, el 26 de mayo. En Yucatán se iniciará a las 5 p.m., por lo que solo una parte se podrá observar.— Iris Ceballos Alvarado

La Luna y los eclipses Época prehispánica

Eddie Salazar Gamboa destaca la relación entre lunaciones, eclipses y el Tzolkín.

Duración

El investigador recuerda que el calendario sagrado de los mayas tiene duración de 13 meses y 20 días, lo que equivale a 260 días. Según precisa, tres períodos de estación de eclipses corresponden a dos Tzolkines.

Predicciones

En un Tzolkín, añade, hay 8.8 lunaciones y en cinco Tzolkines, 44 lunaciones, mientras que en 10 Tzolkines hay 2,600 días y 15 estaciones de eclipses. Esto lleva a Gamboa Salazar a pensar que los antiguos mayas usaban ese calendario para predecir los eclipses, entre otros fenómenos.

Cartón de Tony: Uno de los cien fuegos

Tekax y Las Vegas, unidas