in ,

Identifican moléculas clave para cáncer de cabeza y cuello

“Firma genética” permitiría ver un mal pronóstico

MADRID (EFE).— Investigadores españoles consiguieron identificar moléculas clave para el desarrollo de la malignidad de los cánceres de cuello y de cabeza.

El trabajo, cuyos resultados se publicaron en “Nature Communications”, encontró de esa manera dianas terapéuticas para el desarrollo futuro de fármacos, y describe además una “firma genética” que permitiría identificar a los pacientes con un mal pronóstico.

El estudio, liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), identificó una nueva ruta biológica patológica asociada a la inducción y al mantenimiento de propiedades malignas de los cánceres de cabeza y cuello, que tienen bajas tasas de supervivencia.

Los investigadores mostraron que la alteración o la desregulación de este patrón confiere propiedades malignas a las células sanas y, combinada con alteraciones genéticas, acelera el desarrollo de tumores.

El estudio, que se realizó en ratones, también demostró que la inactivación de elementos clave de ese programa patológico conlleva la reversión de las células malignas a un comportamiento similar al sano.

El trabajo se realizó por investigadores del Centro de Investigación del Cáncer (centro Mixto del CSIC y de la Universidad de Salamanca) y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Cáncer.

Los científicos descubrieron una ruta de señalización activada por una molécula (denominada VAV2) que es esencial para el desarrollo y la evolución de estas características malignas.

Según subrayó el CSIC en una nota de prensa, se trata de un estudio de ciencia básica, pero apunta a posibles aplicaciones clínicas.

“La pista inicial para este trabajo la dieron estudios bioinformáticos de datos genómicos de tumores, que revelaron que la expresión de esta molécula está muy elevada en una proporción muy alta de pacientes con cánceres de cabeza y cuello”, dijo el investigador del CSIC Xosé Bustelo, del Centro de Investigación del Cáncer, quien dirigió este trabajo.

“Estos estudios también revelaron que los niveles de expresión de esta molécula estaban asociados con un mal pronóstico para estos pacientes; esto nos llevó a estudiarla en más detalle”, explicó Bustelo.

Para establecer el papel de esta molécula, el grupo generó un ratón modificado genéticamente que reproducía el patrón de desregulación de esa molécula presente en tumores humanos.

Los cánceres de cabeza y cuello se originan de alteraciones genéticas en las células que recubren la mucosa bucal y del tracto respiratorio superior como la lengua, laringe y faringe, detalló Bustelo, y señaló que algunos factores de riesgo determinan la aparición de estos cánceres, como la ingesta de alcohol, el humo del tabaco e infecciones por el virus del papiloma humano.

Estos tumores, ha recordado Bustelo en la comunicación del CSIC difundida ayer, son actualmente un reto clínico, debido a las altas cotas de incidencia a nivel mundial, sus bajos porcentajes de supervivencia de pacientes y la falta de fármacos adecuados.

Jefe y policías de Chocholá, detenidos en Campeche ebrios y en patrulla

Donan equipos para apoyar a enfermos