in

Insectos superhéroes

El llamado escarabajo diabólico acorazado

Analizan la fuerza de la armadura de los escarabajos

NUEVA YORK (AP).— La armadura del escarabajo le permite resistir el picoteo de las aves, las pisadas de animales e incluso el peso de un Toyota Camry que pasa por encima. Ahora los científicos estudian esa armadura con la esperanza de que dé ideas para diseñar edificios y aviones más resistentes.

“Estos escarabajos son durísimos”, señala Pablo Zavattieri, ingeniero civil de la Purdue University y parte de un grupo de investigadores que pasaron por encima al insecto con un auto en un nuevo estudio.

¿Cómo hace este insecto casi indestructible para soportar esos pesos? La especie cuenta con una compleja armadura que parece un rompecabezas, según resultados del trabajo de Zavattieri y colegas, que fue publicado en la revista “Nature”.

Su diseño, dicen, podría inspirar estructuras y vehículos más duraderos.

Para comprender qué hace tan resistente a este insecto de dos centímetros y medio, los investigadores examinaron primero cuánta presión podía soportar. Algunos ejemplares resistieron una compresión equivalente a 39,000 veces el peso del escarabajo. Otros cedieron a un tercio de ese peso.

Acto seguido los científicos usaron microscopios electrónicos y escáneres para evaluar el esqueleto externo y tratar de determinar qué lo hace tan duro.

Como ocurre a menudo con los escarabajos, los élitros —una capa protectora en las alas— se hacen más duros y resistentes con el correr del tiempo. Los expertos se dieron cuenta que esa coraza se beneficiaba de una estructura con ribetes y capas que parece un rompecabezas.

Al ser comprimida la estructura se resquebraja lentamente, en lugar de partirse de inmediato.

“Cuando aflojas”, explica Zavattieri, “no se desarma. Solo se deforma un poco. Eso es fundamental”.

Utilidad

El estudio podría serle útil a los ingenieros que diseñan aviones y otros vehículos con materiales como acero, plástico y yeso. Actualmente los constructores usan pins, tornillos, soldaduras y adhesivos para ensamblar todo. Pero estas técnicas con el tiempo pueden deteriorarse.

En la armadura del escarabajo la naturaleza ofrece una alternativa “interesante y elegante”, dice Zavattieri.

Dado que los diseños inspirados en el escarabajo se resquebrajan en forma gradual y previsible, es más fácil examinar las fisuras para determinar el estado de una pieza, según Po-Yu Chen, ingeniero de la Universidad Nacional Tsing Hua de Taiwán, quien no participa en la investigación.

El estudio del escarabajo es parte de un proyecto de 8 millones de dólares de la Fuerza Aérea estadounidense que explora cómo la biología de criaturas como la langosta mantis y el muflón puede generar materiales que resisten los impactos.

“Tratamos de ir más allá de lo que ha hecho la naturaleza”, señala el coautor del estudio David Kisailus, ingeniero de la Universidad de California en Irvine.

El biólogo Colin Donihue afirma que hay numerosos ejemplos en la naturaleza que pueden ayudar. “Estas adaptaciones son producto de milenios de evolución”.

De un vistazo

Esfuerzo

La investigación sobre la armadura del escarabajo es un nuevo esfuerzo por encontrar en la naturaleza soluciones a los problemas humanos, de acuerdo con el biólogo Colin Donihue.

Ejemplos

El velcro, por ejemplo, fue inspirado por la corteza espinosa de algunas plantas. Los adhesivos artificiales se copiaron de las patas pegajosas del geco.

Drake y ''Pepón'', con bates encendidos