in

Cosas de Mascotas: Ya hay más conciencia

Cosas de Mascotas
El médico veterinario zootecnista Enrique Esteban Loría Castillo en su consultorio con el chihuahua Max.- (Foto: Valerio Caamal Balam)

Interés de dueños en esterilizar a sus perros y gatos

El número de esterilizaciones que se realizan en la actualidad es un indicador de la creciente conciencia que hay en propietarios de mascotas sobre el impacto de esa práctica en la calidad de vida de perros y gatos.

“Ahora hay diversas campañas de esterilización que son muy positivas”, indica el médico veterinario zootecnista Enrique Esteban Loría Castillo, director de la Clínica Veterinaria Loría.

“Los cachorros son muy bonitos, pero van creciendo y después son abandonados. Es una cadenita. Por eso es muy recomendable hacer las esterilizaciones”, afirma.

Aunque el término de uso más común es esterilización, en su mayoría las operaciones consisten en realidad en castraciones. “La castración es el retiro total de los testículos en los machos y de los ovarios y el útero en las hembras”, recuerda el profesional, expresidente del Colegio de Médicos Veterinarios de Pequeñas Especies de Yucatán (Comevepey), A.C.

Te interesa: Cosas de Mascotas 

“La esterilización en el macho es la vasectomía y en la hembra, la ligadura de las trompas de Falopio”, añade el veterinario sobre un procedimiento después del cual, a diferencia de la castración, el cuerpo sigue produciendo las hormonas sexuales testosterona y progesterona.

Él aconseja la castración de los caninos, tanto machos como hembras. “Esto con el fin de que no entre en celo la perra y evitar infecciones como la piómetra” y tumores mamarios. “En el macho, la ligadura ocasiona a veces neoplasias testiculares”.

Los animales ya son aptos para someterse a la intervención entre los seis y nueve meses de edad. En gatos la duración de la cirugía es de unos 30 minutos y en perros varía según el tamaño del ejemplar. “No es lo mismo operar a un pastor que a un schnauzer o yorkie. El tiempo promedio es de una hora a hora y cuarto”, precisa.

El veterinario Loría Castillo recomienda realizar biometrías hemáticas (para analizar glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas) y estudios de química sanguínea (para determinar perfil renal y hepático) a la mascota antes de operarla “para entrar con menos riesgo”.

“Sobre todo la anestesia conlleva algún riesgo. Pero si se siguen los protocolos, como revisar muy bien el latido cardíaco, es mínimo”.

Se requiere cuando mucho un día para que el animalito sea dado de alta de la clínica. La recuperación toma en promedio 10 días, siempre y cuando se mantenga la asepsia del área de incisión y no haya complicaciones.

Analgésicos

“Mandamos antibióticos porque el perro se echa en el piso, en la tierra, en el césped y hay riesgo de que adquiera una enfermedad”, explica. “Los analgésicos antes y después de una cirugía son muy importantes”.

“Después de estas cirugías es importante el control del peso de los animales porque tienden a subir y tendrían problemas en las articulaciones”, advierte.

El precio de la operación en un hospital veterinario refleja la inversión en instrumental para “realizar una cirugía como debe ser”: anestesia inhalada, uniforme, autoclaves para esterilizar, material de sutura, sonda endotraqueal para suministrar oxígeno y suero, entre otros. “Me sorprende que en redes sociales se anuncie que hacen cirugías de 300 pesos. A lo mejor están usando buen material, pero si nos ponemos a hacer cuentas no salen… Por eso a la gente le decimos que aproveche las campañas de esterilización por médicos veterinarios titulados y cedulados”.

Una de esas campañas la efectúa la Comevepey con apoyo de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Uady. Gracias a que el Ayuntamiento subsidia materiales como líquido para esterilizar y gasas es posible ofrecer las cirugías a bajo precio.— Valentina Boeta Madera

Sergio Aguayo vence a Moreira en los tribunales

Riesgos de #MeToo