in

Sus “bises” no son planeados

El tenor Javier Camarena se presentará en el Cervantino

Javier Camarena cumple su sueño en el Cervantino

CIUDAD DE MÉXICO (El Universal).— El tenor Javier Camarena se presentará en el Festival Internacional Cervantino acompañado de la Orquesta Filarmónica de Acapulco, la soprano mexicana Karen Gardeazabal y los concertadores Iván López Reynoso y Eduardo Álvarez, con un programa que incluirá ópera, zarzuela, canción italiana y mexicana, al igual que bolero.

“Es el programa más ambicioso que me he planteado por la versatilidad y duración (dos horas). En la primera parte habrá ópera, arias y duetos; queremos cantar desde José José hasta bachata y canción mexicana con el Mariachi Nueva Tecalitlán con clásicos de José Alfredo Jiménez”, adelanta el veracruzano.

“Para mí es muy importante este concierto, cuando era más joven soñaba con cantar en el Cervantino, estudié unos años en la Universidad de Guanajuato y me tocó ver muchas veces la clausura, hoy me ha llegado el día de cumplir ese sueño”.

El tenor cuenta que México es una cantera inagotable de talento, por eso es una pena que muchos mexicanos tengan que desarrollar su trabajo fuera del país.

“Qué no daría porque la carrera que estoy teniendo en escenarios internacionales también la pudiera desarrollar en México para estar cerca de mi familia, de mi gente; es una pena que tengamos que hacerlo fuera de casa. Es ya pan de todos los años saber que habrá recortes presupuestales para cultura, un sector que tiene tanta necesidad de apoyos”, dice.

El veracruzano que se ha convertido en uno de los cantantes con mayor éxito y proyección internacional, considera que México atraviesa por un tiempo muy difícil también en la relación con el país vecino y con la imagen que tiene en el mundo.

“Siempre he pensado que con hechos se callan bocas, con hechos se está demostrando la valía que tenemos como pueblo, nuestros atletas están ganando medallas, hay un gran desempeño en los Juegos Panamericanos, hay chicos ganando olimpíadas de matemáticas, por eso hoy, más que nunca, es necesario que todos estén comprometidos con su trabajo“, explicó.

De su éxito reciente en Londres, así como de todos los bis que ha ofrecido en Madrid y Nueva York, dice: “Han sido grandes satisfacciones, no es el bis por el bis, hay gente que ha dicho que ya parece que se hacen de cajón o que están planeados y ¡no! Hay que estar ahí para constatarlo, lo que pasó en Londres es de lo más satisfactorio, conozco la Royal Opera House y lo mesurados que son para el reconocimiento a un artista, así que lograr esa reacción del público en ese teatro fue muy grande, me dio una visión más optimista del futuro de la ópera”.

Apaleados, caen de la cima

Cartón de Tony: si no puedes con el enemigo…