in

Jesús sigue vivo entre nosotros

“Al escuchar el Evangelio

Razonando nuestra fe

Emmanuel Sherwell Cabello(*)

No podemos seguir el camino envueltos en tristeza y desaliento. Ver desvanecidas todas las esperanzas con el fracaso del dolor, el sufrimiento de la cruz.

Siempre tenemos pistas para recuperar la fe viva en el Resucitado. Una primera pista es en el camino de la vida, en medio de nuestras ocupaciones y preocupaciones. Allí en camino, a pesar de todo, podemos recordar a Jesús, hablar de él, preguntando por él. Allí donde recordamos a Jesús y preguntamos por el significado de su mensaje y su persona, allí está él, aunque seamos incapaces de reconocer su presencia. No esperemos grandes sucesos extraordinarios. Si alguna vez al escuchar el santo Evangelio y recordar sus palabras hemos sentido “arder nuestro corazón”, no olvidemos que él camina junto a nosotros. Siempre se nos acerca, él decide caminar a nuestro ritmo.

Una segunda pista nos sumerge en la Eucaristía, pues ahí siempre somos aceptados compartiendo la misma mesa, aun con nuestro cansancio, preocupaciones, sabiendo que podemos descansar juntos de las fatigas. Allí en lo sencillo de la mesa, podemos descubrir a Jesús como alguien que alimenta nuestras vidas, nos sostiene en el cansancio y nos fortalece para el camino.

Por pequeña que pueda parecer nuestra experiencia, Jesús es siempre quien está alimentando nuestra vida y nuestra fe.

Digamos hoy confiadamente a Jesús: “Señor, creo que vives, que has resucitado, que estás cerca de mí, que no me abandonas”.

“La vida cristiana debe ser esto: un diálogo con Jesús, porque —esto es verdad— Jesús siempre está siempre con nosotros, nos acompaña siempre con nuestras dificultades, con nuestras buenas obras”, dijo el papa Francisco en una misa el 24 de abril de 2014.

Seminarista católico.

 

Otra vez corren la fecha de vacunación antiCovid en 9 municipios

Alistan segunda ronda de vacunación en Progreso