in

Jonathan Klip se inspira y apoya a quien lo necesite

“Entre Catrinas” es un libro que Jonathan Klip y la muñeca Barbie dedicaron a las mujeres y a la tradición

MÉXICO (Notimex).— Jonathan Klip es un fotógrafo con una capacidad para identificar oportunidades aun en los momentos más complicados. Recién había inaugurado un centro cultural con su nombre cuando, apenas unos días después, la contingencia lo orilló a cerrar sus puertas. Fue “como haber tenido la mesa puesta, la sopa caliente, pero no abrir; nunca pudimos abrir”.

En medio del encierro y la desesperación que reconoció sentir, su creatividad lo motivó a una nueva iniciativa: “Clics por despensas”.

En entrevista explicó que “como no puedo salir a tomar fotos, que es lo que más me apasiona en la vida, estamos haciendo sesiones de fotografía remota, como yo la bauticé, a través de plataformas digitales para poder vender sesiones de foto”.

El dinero recaudado va íntegro a la adquisición de despensas para personas en situación vulnerable, aseguró al subrayar que la respuesta ha sido muy positiva y lo ha mantenido ocupado.

“Me ayuda mucho para no cortar la inspiración, seguir ayudando, creciendo y hacer comunidad”, comentó al explicar que la gente interesada debe ingresar a sus redes sociales, enviarle un mensaje a través de un teléfono que Klip habilitó exprofeso y recibirá las instrucciones para conectarse con él.

Desde la distancia, da indicaciones de cómo colocar su dispositivo: “Puede ser con teléfono, tableta, celular, lo que sea; yo los voy dirigiendo en cuanto a encuadres e iluminación; buscamos el mejor lugar de su casa para poderlo hacer; dirijo su posición, cómo ponerse, qué hacer y qué sentir”.

Ha logrado imágenes de gente con sus mascotas, practicando yoga, cocinando y en sesiones de meditación.

Una imagen se la queda la persona, la otra pasa a formar parte de un acervo que integra para la publicación, en un futuro, de un volumen, al que ha titulado “Entre silencios”.

“El proyecto reflejará lo que estamos viviendo como país en la cuarentena. Además de ayudar a la gente, y además de darles una fotografía hecha por mí en la cuarentena”.

Objetivo

Su meta es conseguir 100 sesiones y hasta el momento de hacer esta entrevista llevaba 88.

Casi todos sus contactos comienzan con la frase “estamos encerrados, pero hay que seguir adelante”, pues el fotógrafo ha identificado cansancio en la mayoría de las personas, pero el mismo tiempo paz mental.

“La gente está enfocada en seguir en casa, en seguir en confinamiento, haciendo lo necesario para avanzar y seguir”, comentó.

La interacción de forma remota no es algo nuevo para Klip, pues con su equipo de trabajo ha mantenido reuniones a distancia, por lo que ya se encontraba familiarizado con el proceso; sin embargo, trabajar con personas para hacer fotografía fue una experiencia distinta.

Dijo que ha visto que a la mayoría se le dificulta “dejarse ir” cuando está conectada: “Como fotógrafo me gusta interactuar con las personas, hacerlos sentir cómodos, relajados, para así sacar lo mejor de ellos. Al principio me costaba trabajo lograr eso a través de la pantalla, porque es mejor en carne y hueso, pero la gente lo ha tomado muy bien”.

Otra forma que encontró para mantenerse activo y seguir promoviendo la interacción es con la generación de contenido para su centro cultural: “Mi meta como fotógrafo es inspirar a las personas; este canal me ha ayudado porque la gente interactúa, se conecta y hemos realizado dinámicas para que la gente aprenda a hacer imágenes”.

Todos los jueves transmite en vivo a las 4 de la tarde el programa “Charlando con Klip”, donde mantiene contacto con la audiencia, da consejos y retos para formar una perspectiva distinta de esta profesión.

“La mejor manera de tomar fotos es comparando el trabajo, inspirando, viendo y aprendiendo”, y la interacción ha crecido bastante.

En una de sus emisiones solicitó a los usuarios enviar sus fotografías para analizarlas en vivo con el público y “recibimos 80 fotos de 80 personas distintas en cuestión de apenas una hora; hay mucha interacción”.

No obstante la circunstancia que orilló al cierre temporal del Centro Cultural Jonathan Klip, que tiene como objetivo llevar educación a las personas de manera gratuita, el fotógrafo anunció que sus actividades continuarán: “Estamos pensando muchísimo en la oferta académica”; el confinamiento “nos ha ayudado muchísimo para estructurar, sacar más temarios y más clases; es una nueva realidad, pero estamos sacando lo mejor que se pueda”.

De un vistazo

Titulito

Gallia est omnis divisa in partes tres, quarum unam incolunt Belgae, aliam Aquitani, tertiam qui ipsorum lingua Celtae, nostra Galli appellantur.

Titulito

Gallia est omnis divisa in partes tres, quarum unam incolunt Belgae, aliam Aquitani, tertiam qui ipsorum lingua Celtae, nostra Galli appellantur.

Titulito

Gallia est omnis divisa in partes tres, quarum unam incolunt Belgae, aliam Aquitani, tertiam qui ipsorum lingua Celtae, nostra Galli appellantur.

Homilía dominical